REYNAZUL.

miércoles, 24 de mayo de 2017

REINO UNIDO Un joven británico hijo de refugiados libios, el autor del atentado en Manchester Se trata de Salman Abedi, un joven británico de 22 años, cuyos posibles vínculos con Al Qaeda o el Estado Islámico (EI) están siendo investigados por la inteligencia británica.

El autor del atentado suicida en el recital en Manchester fue identificado por autoridades y medios como Salman Abedi, un joven británico de 22 años hijo de padres libios que hizo viajes a Libia y cuyos posibles vínculos con Al Qaeda o el Estado Islámico (EI) están siendo investigados por la inteligencia británica.

El jefe de policía de Manchester, Ian Hopkins, se limitó a confirmar la identidad de Abedi, que ya había sido filtrada a varios medios, y a decir que tenía 22 años, tras afirmar horas antes que el joven murió al detonar una bomba el luens por la noche en la boletería del estadio Manchester Arena al final del recital de la cantante Ariana Grande.

Según la cadena BBC y el diario The Telegraph, Salman Abedi nació en Manchester el 31 de diciembre de 1994 y era el segundo de cuatro hijos de una pareja de refugiados libios que fueron al Reino Unido escapando de la persecución por parte del gobierno del ex líder libio Muammar Kaddafi.

En los padrones electorales del Reino Unido, Abedi figura con domicilio en una pequeña casa de ladrillos en la zona de Fallowfield, un suburbio al sur de Manchester, que fue allanada este martes por agentes de policía que llevaron a cabo una detonación controlada en el lugar.

La cadena pública dijo que los padres de Abedi nacieron en Libia pero que al parecer emigraron a Londres antes de asentarse en Fallowfield y el suburbio vecino de Whalley Range, al sur de Manchester, donde la familia ha vivido desde hace por lo menos 10 años.

Una vivienda de Whalley Range donde habitó la familia también fue registrada hoy por la policía.

En Manchester vive una de las mayores comunidades de libios en el Reino Unido, y vecinos de Abedi dijeron que su familia acostumbraba desplegar una bandera libia en su casa de Fallowfield de tanto en tanto.

Una vecina dijo que Salman se había vuelto más retraído, insociable y devoto en los últimos meses, y el imán de la mezquita donde rezaba el joven afirmó que éste le había devuelto "el rostro del odio" luego de escuchar uno de sus sermones en los que criticaba al EI.

El grupo islamista se atribuyó hoy el ataque, pero el hecho de que no identificara a Salman por su nombre ni dijera que había muerto en el hecho, más otras discrepancias con la versión oficial, dio pie a especulaciones de que podría haber sido una afirmación oportunista con fines de propaganda.

La madre de Salman, Samia Tabbal, de 50 años, y su padre, un ex oficial de seguridad llamado Ramadan Abedi, al parecer retornaron a Libia en 2011 luego del asesinato y derrocamiento de Kaddafi, dejando en el Reino Unido sólo a Salman ya su hermano mayor Ismail, dijo un amigo de la familia a The Telegraph.

El propio Salman viajó varias veces a Libia, y fuentes de inteligencia británica dijeron al periódico que investigan posibles contactos del joven con miembros de la red Al Qaeda o el EI en el país árabe norteafricano.

Abedi fue a la escuela en Manchester y luego ingresó a la Universidad de Salford en 2014, donde estudió administración de empresas antes de abandonar la carrera, informó hoy un vocero de la casa de estudios, que dijo que estaba colaborando con la policía en la investigación del atentado.

Tanto Salman, como su padre y hermano acostumbraban rezar en la mezquita local de Didsbury, otro suburbio del sur de Manchester, dijo el imán del templo, Mohammed Saeed El-Saeiti, quien dijo a The Telegraph que el joven era un extremista peligroso y que lo había mirado con odio luego de un sermón crítico del EI.

“Salman me mostró la cara del odio luego de mi sermón sobre el EI", dijo el imán.
En la casa de los Abedi en Fallowfield, una pequeña vivienda de ladrillo, vecinos contaron cómo Salman se había radicalizado y vuelto extraño en los últimos tiempos.

"Son una familia libia y han estado actuando de manera muy extraña"dijo Lina Ahmed, de 21 años, a The Telegraph.

"Un par de meses atrás, Salman apareció cantando el primer kalma [una plegaria islámica] muy fuerte en la calle. Estaba cantando en árabe. Decía ‘Hay un solo Dios y el profeta Mahoma es su mensajero’", agregó. fuente. telam.com.ar
Publicar un comentario