REYNAZUL.

jueves, 18 de mayo de 2017

ESPAÑA Lanzan una campaña de búsqueda de "niños robados" desde la época franquista Los familiares de miles de niños robados en España durante la dictadura franquista hasta bien entrada la democracia, se lanzaron este jueves a su búsqueda con una campaña internacional. Por Corresponsal.

Con el lema "Te busco. Te estamos buscando" y mensajes personales a través de videos cortos que apuntan a generar empatía desde el amor hacia sus seres queridos expropiados, los familiares de miles de niños robados en España durante la dictadura franquista hasta bien entrada la democracia, se lanzaron este jueves a su búsqueda con una campaña internacional.

"No somos cuatro locas, somos más de 30.000 locos", dijo Adelina Ruiz Santos, presidenta de la Asociación SOS Bebés Robados de Cataluña, durante la presentación de la campaña, que apela al "altruismo digital", ya que pide subir a las redes sociales los videos de los testimonios de los familiares, que se pueden bajar de la web: https://vimeo.com/user66710705.

"A mí me arrancaron a mis dos hijas de las entrañas, ahora ya son mujeres adultas, y lo único que quiero es que sepan la verdad, que sepan cuál es su identidad", subrayó esta mujer de 58 años que el 11 de diciembre de 1980 dio a luz a gemelas en la Maternidad de Barcelona y nunca llegó a verlas.

Le dijeron que habían muerto, pero nunca le mostraron los cadáveres y años más tarde sólo logró conseguir un documento que decía que una de las niñas estaba sepultada en un nicho y luego había sido trasladada a una "fosa común", que "no se podía abrir" en plena democracia.

Adelina pensaba que estaba sola, pero "ahora sé que somos muchos los que estamos buscando a nuestros hijos", afirmó en conferencia de prensa en Barcelona, rodeada de una decena de madres, abuelas, hermanas y hermanos que se encuentran en una situación similar.

Ella y el restos de familiares encontraron fuerzas para divulgar su drama gracias a la psicóloga social argentina Carolina Escudero, con quien trabajaron el trauma sufrido en unos talleres de comunicación "resilente" -respuesta a un evento traumático-, que les permitió poner en palabras su dolor y su búsqueda.

La campaña internacional de búsqueda surge de ese proceso de empoderamiento basado en la filosofía Ubuntu, que deriva del Zulú y significa "Soy porque nosotros somos", lo que quiere decir que una persona es a través de otras personas. De ahí el lema, explicó Escudero.

"Este proceso es fundamental para que estas madres, hermanos, tías, salgan a hablar, para que cuenten su historia sin intermediarios. Esto les da seguridad y la recepción es también muy importante, porque aquí en España no se habla del derecho de identidad", dijo la experta a Télam.

Escudero destacó que el trabajo realizado por las Abuelas de Plaza de Mayo de Argentina es un referente en la búsqueda de los hijos robados -Estela de Carlotto envió un mensaje en video de apoyo a la campaña-, pero admitió que el caso español requiere "un mayor compromiso para trabajar el tema de la memoria histórica".

"Aquí la soledad de las víctimas es mayor que en Argentina", subrayó la psicóloga.

A la iniciativa de la asociación catalana se sumaron las asociaciones del País Vasco, Navarra, Madrid y Andalucía, que reúne a víctimas del robo sistemático de bebés que tuvo lugar en España entre 1940 y 1990.

Al igual que ocurrió en otras dictaduras, el franquismo arrebató a miles de niños de sus madres represaliadas -vencidas en la guerra civil (1936-1939), que fueron entregados a instituciones públicas o religiosas, así como a otras familias. Mujeres embarazadas fueron fusiladas después de dar a luz y sus hijos se convirtieron en "botín de guerra". El objetivo fue político, reeducar a los hijos de los vencidos en la ideología de los represores.

No obstante, en España la trama institucional de apropiación surgida de la represión franquista se extendió hasta finales de los años 80, convirtiéndose en un negocio rentable en el que estaban implicados médicos, enfermeras, curas y monjas.

Los hijos robados a sus padres biológicos en clínicas y hospitales donde se hacía negocio con sus adopciones -en algunos casos incluso engañando a los apropiadores- serían unos 30.000, aunque algunas asociaciones elevan la cifra a 300.000 en todo el país.

En enero de 2011 se presentó la primera querella criminal conjunta en España por más de 200 casos de niños robados. Tres años después, las denuncias eran ya 4.000 pero el 80% habían sido archivadas, según denunciaron las asociaciones de víctimas.

Por su parte, los familiares de víctimas de la época de la dictadura se sumaron en el año 2014 a la querella por los crímenes franquistas abierta en Argentina en aplicación del principio de Justicia universal.

"En Cataluña denunciamos 300 casos, la mayoría están archivados, y esto es muy duro para los familiares. Pero nosotros no dejaremos de buscar a nuestros hijos", insistió Adelina, quien está segura que hay "miles de casos más que no están documentados ni denunciados porque este es un tema tabú en muchas familias.

Ana Páez, otra de las madres afectadas por esta tragedia, señaló que tras participar de la denuncia colectiva "tenía fe ciega en la Justicia", pero luego empezó a perder la esperanza.

A pesar de ello, ahora se muestra determinada a seguir luchando: "Como madres hemos llevado un hijo en las entrañas, no los quitaron, y no dejaremos de buscarlo, queremos saber la verdad".

"Si mi hija se murió que me lo demuestren. Si hace 36 años tuve a mi hija, llevo desde entonces de luto, yo como todos los demás", zanjó.

"Sabemos que los niños robados no sólo se quedaron aquí, también salieron de España", apuntó Adelina, destacando la importancia del alcance internacional de la campaña.

Antes del cierre del acto, que concluyó con un emotivo y estremecedor "Te busco, porque Te estamos buscando", exclamado al unísono por el grupo de familiares, María Angustias Palma Fresneda, quien no pierde la esperanza de encontrar a su hermana, advirtió: "Detrás de todo esto hay nombres muy importantes que no quieren que se sepa la verdad". ver nota completa en su fuente: telam.com.ar
Publicar un comentario