REYNAZUL.

sábado, 27 de mayo de 2017

COMPETENCIA El uso de drones para catástrofes, el proyecto argentino que competirá en un concurso mundial El proyecto ResCue utiliza vehículos no tripulados para salvar vidas a partir del acortamiento de los tiempos de respuesta en catástrofes naturales.

Las dificultades para acceder a zonas afectadas por desastres naturales, que imposibilitan la llegada rápida de los rescatistas, pueden ser resueltas con el proyecto desarrollado por cuatro universitarios argentinos que utiliza drones autónomos para la exploración del área de catástrofe, iniciativa con la que representarán al país en un concurso mundial.

El proyecto ResCue se quedó con el primer lugar de la etapa argentina de la Imagine Cup, el concurso creado por Microsoft que, desde 2003 premia la innovación tecnológica, y por el que los ganadores viajarán a la sede de la empresa en Estados Unidos para representar a la Argentina en la final mundial.

En su presentación, los cuatro estudiantes del Instituto Tecnológico Buenos Aires (ITBA), explicaron que para maximizar los rescates en una situación de catástrofe, los equipos deben actuar en las primeras 12 horas que siguen al fenómeno.

Sin embargo, en la mayor parte de los casos, llegan hasta dos días después de ese momento: "Eso hizo que solo se pudieran rescatar con vida a menos de 200 personas entre los 200 mil muertos de Haití", ejemplificaron durante una reunión en la sede local de la compañía, de la que participó Télam.

La dificultad radica, entre otras cosas, en la exploración rápida y la asignación de los recursos humanos en el área afectada, algo que podría facilitarse con la utilización de la tecnología.

Así, ResCue puede poner rápidamente en funcionamiento drones autónomos que van fotografiando la superficie y, a través del reconocimiento de imágenes, identifica qué personal se necesita en cada lugar y genera una alerta que es enviada a una terminal en tiempo real. 

Mientras el dron vuela autónomamente, el personal recibe la información y puede clasificar la urgencia de cada caso. 

A la hora de festejar su logro, el equipo integrado por Luciano Mosquera, Ramiro Olivera Fedi, Julián Antonielli y Nicolás Clozza, valoró el nivel de los otros concursantes: "Cuándo uno se presenta en un concurso, piensa que es el mejor del mundo pero cuando escucha los otros proyectos, cae en la cuenta de las cosas increíbles que hacen los demás", dijo uno de ellos. 

En los próximos dos meses, los argentinos trabajarán para afinar la presentación, el diseño de la aplicación y la plataforma, y realizarán una prueba de campo que demuestre la efectividad del proyecto.

ResCue fue elegido en una competencia en el que se presentaron otros cuatro proyectos, tres de ellos dedicados a la salud. 
Unos de los trabajos finales sorprendió con la aplicación ¡Háblalo!, creada por un joven que ya ostenta campeonatos nacionales e internacionales de robótica, destinada a ayudar a personas de la comunidad sordomuda en su vida cotidiana. 

También se presentó el proyecto Chesitron que permite medir las variables vitales y así controlar en tiempo real la salud de las personas a través de una pulsera y compartir esos datos con el profesionales, incluso antes que aparezcan enfermedades. 

El equipo integrado por estudiantes de ingeniería, pero que cuenta entre ellos con un médico, es una weareble (tecnología que se aplica en una prenda de ropa, en este caso una pulsera) que aportará datos de ritmo cardíaco, temperatura, y presión arterial, entre otros. 

La temática sanitaria también es el centro de Clinhis, una plataforma web de historias clínicas universales que utiliza tecnología de almacenamiento de datos y que alerta sobre condiciones previas del paciente a la hora de administrar un tratamiento. 
Finalmente, Between Two Worlds, plantea una nueva etapa en la experiencia de los juegos de rol. 

A la tradicional y aparentemente agotada interfase de este tipo de juegos, dónde se tiene que interactuar con otros jugadores y cumplir misiones, se le agrega un sistema de recompensas que activa la cámara del dispositivo para que se persiga un objetivo representado con la tecnología de realidad aumentada. 

Así, se agrega una nueva capa al juego, que mezclaría el tradicional RPG con prácticas parecidas a las que ya se pudieron observar en desarrollos como el Pokemon Go. 

Respecto de los proyectos, el gerente general de Microsoft para Argentina y Uruguay, Diego Bekerman, anunció que todos los finalistas contarán con una nueva etapa de mentoreo por parte de la empresa, con el fin de otorgarles nuevas herramientas para que continúen desarrollando su proyecto. 

"Esta es una competencia con 14 ediciones, que invita a jóvenes a innovar y soñar para, a través de la tecnología, impactar en la vida de otros, en la forma en la que trabajamos, estudiamos y jugamos. Queremos ayudar a empresas y a individuos a lograr algo más", comentó Bekerman. fuente: telam.com.ar
Publicar un comentario