REYNAZUL.

jueves, 6 de abril de 2017

COMODORO RIVADAVIA Entre ratas muertas y el miedo a derrames de petróleo los habitantes de Caleta Córdova reconstruyen sus vidas Los habitantes del barrio Caleta Córdova trabajan juntos para volver a conectar sus hogares con el centro urbano después de cuatro días de aislamiento causados por el temporal. Por Franco Córdoba.

Las ratas ahogadas que se amontonan en las playas de la ciudad de Comodoro Rivadavia y la posibilidad de un derrame de petróleo en ese litoral marítimo son apenas dos de las preocupaciones de los habitantes del barrio Caleta Córdova que trabajan juntos para volver a conectar sus hogares con ese centro urbano después de cuatro días de aislamiento causados por el temporal que azotó esa zona de Chubut.

En menos de 72 horas llovieron más de 300 milímetros en Comodoro Rivadavia, lo que causó inundaciones y deslizamientos de barro y agua que entre otros daños arrasaron con los 150 metros de traza de la ruta provincial 1 que funcionaban como único acceso vehicular a Caleta Córdova.

En la unión vecinal de ese barrio Télam dialogó con Graciela Fenoy, una mujer que vive hace 30 años allí y que contó que “se pudo evacuar a tres personas, entre ellas a dos embarazadas, y se hizo un operativo importante junto a los bomberos, la policía y vecinos con camionetas 4x4 para llevarlas a un centro de asistencia”.

La evacuación de las embarazadas fue impulsada entre otras cosas por la presencia de ratas muertas sobre la costa y el miedo entre los vecinos a que puedan existir pérdidas de petróleo sobre el mar.

Fenoy apuntó que “se trabaja las 24 horas con los vecinos sobre los reclamos y pedidos que surgen, como maquinarias para apuntalar o nivelar terrenos arrasados, la falta de agua potable porque se cortó el acueducto y no sabemos cuando regrese, o la falta de luz que sufrimos hasta el sábado pasado”.

La mujer valoró la labor de un grupo de vecinos que se dedicó a sacar agua de casas afectadas, aún en momentos en que el barrio continuaba aislado y la desesperación se apoderaba de la mayoría.

Con lágrimas en los ojos, Fenoy señaló que “los vecinos ahora pudieron comenzar a ir hasta el centro de Comodoro para buscar agua, nylon y cables para los generadores eléctricos; tenemos muchos trabajo por delante y es necesario que lo hagamos rápido porque el parte meteorológico avisa que en los próximos días va a llover y podemos terminar sufriendo peor que hasta ahora”.

En la entrada al barrio no quedan autos porque muchos salieron van y viene del centro de Comodoro Rivadavia con bidones de agua potable, mientras un camión abastece casa por casa a quienes no puede hacer ese traslado.


Para leer el cable de la nota acceder a: https://cablera.telam.com.ar/cable/488368

fuente: telam.com.ar
Publicar un comentario