REYNAZUL.

miércoles, 15 de marzo de 2017

RÍO NEGRO Una inesperada medida de fuerza de choferes dejó sin transporte a la mitad de Bariloche El cambio de la concesión del transporte público de pasajeros de Autobuses Santa Fe al grupo sanjuanino Semisa generó un inesperado reclamo gremial de los choferes nucleados en UTA, que retuvieron 42 colectivos en el Centro Cívico y dejaron más de la mitad de la ciudad sin servicio. Por Corresponsal.

Los delegados gremiales informaron que la medida fue adoptada en reclamo por descuentos por faltas que les realizó en los salarios la anterior concesionaria, Autobuses Santa Fe, y que consideraban que la empresa Amancay, del Grupo Semisa, “es responsable solidaria” de los descuentos, por lo que la afectaron con la retención de los micros y la interrupción del servicio.
Pedro Ponte, titular del Grupo Semisa, expresó su sorpresa y preocupación por la medida gremial, y dijo que los choferes “no midieron las consecuencias de su actitud”, explicando que la suspensión del servicio podría acarrearles “fuertes penalizaciones del gobierno nacional por los subsidios que se extienden al transporte”.

Agregó que la empresa “evalúa la posibilidad de una denuncia penal por el secuestro de las unidades”, señalando que “los choferes deben hacerse responsable por cualquier problema que suceda”.

A su vez, fuentes del Grupo Autobuses Santa Fe indicaron que el reclamo se refiere a días que los choferes no trabajaron en el servicio urbano y fueron enviados a Buenos Aires para buscar las unidades de Semisa, un traslado por el que la nueva concesionaria informó que debió pagar más de 2 millones de pesos. fuente: telam.com.ar
Publicar un comentario