REYNAZUL.

viernes, 2 de diciembre de 2016

RUSIA Restos de la nave de carga rusa Progress lanzada hoy hacia la EEI cayeron en Siberia La nave había sido lanzada desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajistán) con suministros vitales para la Estación Espacial Internacional. Se fragmentó antes de abandonar la atmósfera terrestre y parte de sus restos cayeron sobre la república de Tuvá.

La nave de carga rusa Progress MS-04, lanzada hoy desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajistán) con suministros vitales para la Estación Espacial Internacional (EEI), se fragmentó antes de abandonar la atmósfera terrestre y parte de sus restos cayeron sobre la república de Tuvá, en la región de Siberia.

A través de un breve comunicado, la agencia espacial Roscosmos informó esta tarde que "según información preliminar, la contingencia tuvo lugar a una altitud de 190 kilómetros, sobre una remota área montañosa y despoblada de la República de Tuvá".

"La mayoría de los fragmentos de la nave espacial de carga se quemaron en la atmósfera. Una comisión estatal está llevando a cabo el análisis de la contingencia actual", detalló Roscosmos, y afirmó que "la pérdida de la nave de carga no afectará a las operaciones normales de la EEI ni la vida de la tripulación de la estación".

Esta información, informó la cadena Russia Today, fue confirmada por varios habitantes del sector, que reportaron una "fuerte explosión" y un "sacudón de tierra", y publicaron fotografías de la nave espacial en llamas.

El contacto con el carguero espacial Progress MS-04 se había perdido apenas seis minutos después del lanzamiento, tras lo cual los radares no detectaron a la nave en la órbita calculada.

"Comunicamos que hoy en día 383 segundos después del despegue del cohete portador Soyuz-U con el carguero Progress MS-04 la telemetría desapareció", había informado Roscosmos a través de un comunicado difundido por la agencia de noticias Sputnik.

El Progress MS-04 partió hoy a las 17.52 de Moscú (11.52 de Argentina) y, tras un vuelo autónomo de dos días, estaba planeado que se acoplara a la EEI el 3 de diciembre a las 13.43 (de Argentina).

La nave llevaba a bordo más de 2,6 toneladas métricas de alimentos, combustible y suministros para la tripulación de la expedición 50 que está a bordo de la EEI.

Una fuente de la industria espacial rusa citada por la agencia RIA Nóvosti recordó una falla similar similar el 24 de agosto de 2011.
"En aquel entonces, en el segundo 325, el funcionamiento del sistema de propulsión se vio interrumpido, lo que llevó al sistema a proceder a un cierre de emergencia. Los restos del carguero, que no se quemaron en la atmósfera, cayeron en la zona de las montañas de Altái", explicó la fuente anónima citada por la agencia oficial. fuente: telam.com.ar
Publicar un comentario