REYNAZUL.

jueves, 4 de agosto de 2016

Tras varias protestas, Seúl revisará la instalación de un arma antimisiles de EEUU EL GOBIERNO COREANO ACEPTÓ BUSCAR LUGARES ALTERNATIVOS PARA CONSTRUIR EL ESCUDO. LOS VECINOS TEMEN QUE LAS ONDAS ELECTROMAGNÉTICAS DEL ARMAMENTO PUEDAN CAUSAR CÁNCER, INFERTILIDAD Y DAÑOS A LOS CULTIVOS.

El Gobierno de Corea del Sur aceptó hoy someter a revisión el emplazamiento designado para instalar el escudo antimisiles estadounidense THAAD al sureste del país, después de que los residentes de la zona expresaran fuertes protestas.

La presidenta surcoreana, Park Geun-hye, instó a las autoridades del condado de Seongju, donde se prevé desplegar la batería principal del THAAD, a que recomienden "otros posibles lugares" dentro de su jurisdicción en los que se pueda construir esta instalación militar.

Una vez sugeridos los emplazamientos alternativos en este condado de unos 600 kilómetros cuadrados, "el Gobierno llevará a cabo una exhaustiva revisión cuyos resultados explicará en detalle", indicó Park en declaraciones que reproduce la agencia EFE.

El Ministerio de Defensa surcoreano, por su parte, emitió un comunicado similar, confirmando que Seúl aceptó replantearse la localización por las fuertes protestas en la zona en torno a la ubicación del escudo antimisiles, cuyo despliegue está previsto para el año que viene.

Los vecinos del lugar temen que las ondas electromagnéticas empleadas por el radar AN/TPY-2, que formará parte del THAAD, puedan causar cáncer, infertilidad y daños a los cultivos, además de situarles en el punto de mira en caso de un hipotético ataque de Corea del Norte. fuente: telam.com.ar
Publicar un comentario