REYNAZUL.

jueves, 4 de agosto de 2016

Por segunda vez, Bonafini se negó a declarar en la causa Sueños Compartidos LA TITULAR DE LA ASOCIACIÓN MADRES DE PLAZA DE MAYO CONFIRMÓ QUE NO SE PRESENTARÁ A DECLARAR EN LOS TRIBUNALES FEDERALES DE RETIRO EN LA CAUSA EN LA QUE ESTÁ IMPUTADA POR EL PRESUNTO DESVÍO DE FONDOS PÚBLICOS A TRAVÉS DEL PROGRAMA.

En declaraciones a radio del Plata, la dirigente de derechos humanos aseguró haber "aportado mucho a la justicia pero ni lo leyeron" y consideró "una burla" que Martínez de Giorgi las "obliga a pagar la deuda de los Schoklender", siendo que las Madres son "pobres" y tienen "todo embargado, camionetas, casas, y todo para pagar las deudas de los que nos robaron".
"Los jueces son sirvientes del poder y uno se tiene que rebelar alguna vez", afirmó, y refutó: "el juez llama a los más débiles, ¿por qué no llama a otros?".

Voceros cercanos a Bonafini indicaron a Télam que desde la mañana de hoy la dirigente de derechos humanos "está trabajando como siempre en la Casa de las Madres y esta tarde asistirá a la marcha número 1.999 que como todos los jueves se realizará a las 15.30 en Plaza de Mayo, allí va a hablar".

Según informaron, "de lunes a jueves Hebe está en Capital, trabajando en la Asociación; y recién viaja a su casa de La Plata los viernes para pasar allí el fin de semana".

En horas de la mañana, el abogado de la institución Juan Manuel Morente, presentó un escrito ante el juez de Giorgi donde Bonafini explicó las razones de su no comparecencia y remarcó que asistió "cuantas veces" la llamaron a declarar a pesar de haber recibido de parte de la justicia "siempre la misma ignominia e indiferencia".

"Asistimos cuantas veces nos llamaron a declarar, hicimos pericias de las firmas que constataron que no eran mías, siempre a disposición por la verdad, incluso hace unos meses asistí voluntariamente a su despacho para informarme ante la indigna marcha de la causa", relata el escrito que de todas maneras no invalida la decisión que pueda tomar el magistrado si no comparece antes de las 13.30.

La presidenta de la organización relató su "calvario" por los estrados judiciales y denunció recibir "siempre la misma ignominia, la misma indiferencia" y sentir "cómo la denominada justicia era cómplice de los asesinos militares y marinos. Una justicia sin solidaridad, sin sentir por los otros, sin sufrir por ellos".

Sobre el caso que hoy la justicia investiga, y en el que su apoderado Sergio Schoklender está procesado, la titular de Madres de Plaza de Mayo señaló: "Con gran esfuerzo aportamos voluntariamente 60 cajas con pruebas, junto con 40 backup, y otros elementos más, primero a Oyarbide (Norberto, ex juez federal) y después a Ud. que ni siquiera leyeron algo de lo aportado".

Bonafini había sido citada en primera instancia el pasado 7 de julio, ocasión en que no concurrió ni designó abogados que la representen, confirmando lo dicho en sus habituales discursos de los jueves en la Plaza de Mayo, donde había anticipado que no iba a declarar por "no creer en esta justicia".

Esta mañana, el representante legal de la institución, Eduardo Barcesat, indicó que el juez "puede hacerla comparecer por la fuerza pública o puede decidir concluir el ciclo de indagatorias y efectuar un examen para decidir si la vuelve a convocar o no".
Si Bonafini no comparece, a partir de las 13.30 el magistrado cuenta con tres días para resolver si utiliza la fuerza pública para llevar a la defensora de los derechos humanos a declarar.

La casa de Bonafini en la ciudad de La Plata cuenta con un móvil de la Policía Federal, pero, según explicó el vocero de Madres, "es la custodia asignada desde julio de 2011, a pesar de que Hebe no la solicitó". fuente: telam.com.ar
Publicar un comentario