REYNAZUL.

martes, 8 de diciembre de 2015

Venden a niños afganos para que se conviertan en bombas Por casi 10.000 euros El pequeño Zekirya, de 12 años, logró escapar y contó su dramática historia.

Zekirya tiene 12 años y es un niño afgano que se salvó de morir inimolado por una bomba porque se arrepintió a último momento. Había sido vendido a insurgentes talibán por sus padres a cambio de casi 10.000 euros
Según contó a Tolo News TV, una emisora de Kabul, logró escapar de un campamento talibán donde fue entrenado a la fuerza para convertirse en un efectivo atacante suicida con otros seis compañeros.
La tremenda historia de Zekirya comenzó cuando su padre lo vendió a los talibán por casi 10.000 euros. Al tiempo de soportar el entrenamiento para plasmar ataques terroristas, prioritariamente mediante inmolación, el pequeño se cansó y quiso escapar. Tras huir, se entregó a la policía en la norteña provincia de Faryab
Durante el entrenamiento, contó, "ellos (los talibanes) me decían que en un atentado suicida iba a volar hecho pedazos, pero si mataba a funcionarios públicos o a líderes, sin duda, iba a terminar en el paraíso". Por su parte el jefe de la policía de Faryab, Sayed Aqa Andarabi, indicó que los rebeldes pretendían usar al niño para matar a un funcionario local.
"Les dije (a los talibán) que yo no quería acabar hecho pedazos por una bomba, pero ellos insistieron en que si mataba a empleados gubernamentales tendría garantizado el ascenso al paraíso", contó Zekirya.
"Conmigo había otros seis niños, pero me las arreglé para salir corriendo y me entregué a la policía en el bazar del distrito de Chahar Shanbe Qaisar".
Además, el jefe policial de Faryab, Sayed Aqa Andarabi, explicó que "los niños están a las órdenes del Mulá Qayoum", uno de los comandantes talibán que operan en ese distrito. Según relata el diario El Mundo, el funcionario aseguró que "los talibán siguen captando y comprando menores en la zona". Aun así, tanto el Gobierno afgano como Andarabi todavía no han informado sobre si se tomarán medidas legales contra los padres del niño. 
Fuente: Ansa. fuente: clarin.com
Publicar un comentario