REYNAZUL.

jueves, 17 de diciembre de 2015

Clima distendido en la city porteña tras el fin del cepo EL PRIMER DÍA SIN EL CEPO CAMBIARIO SE REFLEJÓ EN LAS PIZARRAS DE LA CITY PORTEÑA CON UN DÓLAR QUE ARRANCÓ CERCA DE $15 Y PAULATINAMENTE FUE BAJANDO HASTA UBICARSE EN TORNO DE $ 14 PESOS, EN UN CLIMA DISTENDIDO Y CON EL MOVIMIENTO HABITUAL QUE TIENEN LAS ENTIDADES FINANCIERAS EN LA SEGUNDA QUINCENA DE DICIEMBRE.

Los bancos trabajan contra reloj para adecuar las nuevas disposiciones, especialmente en la actualización de sus portales para que los clientes comiencen a operar en el mercado cambiario a través de home banking.

Las casas de cambio tuvieron su reverdecer, y se percibió en el flujo de clientes que se acercaron para ponerse al tanto de las condiciones para la compraventa de dólares.

"No me vendieron, están esperando más precisiones por parte del Banco Central", señaló una señora que necesitaba dólares para viajar al exterior.

De todas formas, operadores de la city coinciden en afirmar que la semana próxima el sistema estará absolutamente normalizado, una vez que se ajusten algunos detalles para abastecer de dólares a la plaza en general.

Los grandes perdedores de la eliminación del cepo, sin dudas, son los "arbolitos", que pululan en todo el microcentro, especialmente a lo largo de la calle Florida.

"Se acabó este negocio, habrá que buscarse otro rebusque", admitió un "arbolito" que arrancó ofreciendo 13 pesos por dólar, y luego lo fue subiendo hasta ponerlo en línea casi con el valor de mercado.

Precisamente, el valor exhibido por el Banco Nación estuvo apenas por debajo de los 14 pesos, marcando una referencia para el resto de las entidades y especialmente para las casas de cambio, que en algunos casos habían arrancado la jornada con un dólar cercano a los 15 pesos.

"Fue un buen arranque, la gente no se enloqueció, las colas son las normales para esta altura del año, el primer día sin cepo pasó más por la curiosidad que por otro lado", indicó un banquero de la city.

La mañana sin cepo transcurrió entonces sin mayores sobresaltos, con un dólar que arrancó cerca de los 15 pesos y con el correr de las horas se fue desplomando casi un peso.

El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, el día que puso en funciones a su gabinete económico había pronosticado que "aquellos que habían comprado dólares a 16 pesos iban a tener que venderlos" por debajo de ese valor. fuente: telam.com.ar
Publicar un comentario