REYNAZUL.

lunes, 30 de noviembre de 2015

Turquía detuvo a 1.300 refugiados e inmigrantes que intentaban cruzar a Grecia LA GUARDIA COSTERA TURCA DETUVO HOY A UNOS 1.300 REFUGIADOS E INMIGRANTES QUE INTENTABAN CRUZAR EL MAR EGEO HACIA UNA DE LAS ISLAS GRIEGAS E INICIAR UNA NUEVA VIDA EN EL VIEJO CONTINENTE, UN DÍA DESPUÉS DE QUE ANKARA FIRMARA UN ACUERDO CON LA UNIÓN EUROPEA (UE) PARA FRENAR EL INGRESO AL BLOQUE DE DEMANDANTES DE ASILO.

En ocho operaciones a lo largo de las costas del noroeste del país, guardacostas turcos arrestaron a varios grupos de personas, principalmente refugiados sirios, afganos, iraquíes e iraníes, que querían llegar a la isla griega de Lesbos en botes y barcazas precarias, según informó la agencia de noticias turca Anatolia.

Durante las detenciones, los guardacostas encontraron el cadáver de un refugiado, ahogado en el mar Egeo, y arrestaron a tres presuntos traficantes de personas, según el medio público, citado por el portal de noticias del diario Hurriyet Daily News.

Hasta hoy las autoridades turcas no habían perseguido ni detenido a los miles de refugiados e inmigrantes de Medio Oriente y África que todas las semanas atravesaban su territorio y llegaban a las costas del noroeste para cruzar hasta las vecinas islas griegas y, desde allí, comenzar una nueva y difícil travesía hasta el norte europeo.

La Organización Mundial para las Migraciones (OIM) señaló que alrededor de 900.000 personas llegaron a Europa escapando de la guerra, de conflictos religiosos y étnicos, de la represión estatal y del hambre, una cifra que supera cualquier antecedente posterior a la Segunda Guerra Mundial.

Sólo a las costas de Grecia llegaron más de 650.000 este año y, pese a las primeras bajas temperaturas y lluvias del otoño europeo, más de 220.000 lo hicieron durante el mes pasado.

Desde mediados de este año, la UE discute sin éxito cómo enfrentar la llegada masiva de demandante de asilo, y por el momento sólo pudo ponerse de acuerdo en repartirse 160.000 refugiados en un período de dos años.

Estados Unidos, el gran aliado de Europa, sólo se comprometió a recibir 10.000 refugiados sirios.

En tanto, mientras las potencias occidentales se debaten entre la obligación legal y moral de recibir refugiados y las presiones políticas para cerrar las fronteras y levantar vallas, la guerra siria y la violencia política en Medio Oriente y África siguen profundizándose y forzando a cientos de miles de personas a abandonar sus países e intentar seguir los pasos de familiares, amigos o conocidos hasta Europa.

Por eso, en los últimos meses las potencias europeas, especialmente Alemania y Francia, cambiaron su discurso humanista y solidario, y comenzaron a llamar a un acuerdo con Turquía, la principal puerta de entrada de los refugiados a Europa, para que frenar el flujo incesante de migrantes antes de que alcance la UE.

Ayer, el bloque europeo y Turquía finalmente sellaron un acuerdo por el que Ankara no sólo frenará el avance de miles de refugiados a las fronteras sur de la UE, sino que también recibirá a todos aquellos que sean rechazados en el proceso de admisión en Grecia.

A cambio de ello, Bruselas entregará 3.000 millones de euros "iniciales" para paliar las necesidades de 2,2 millones de refugiados sirios actualmente establecidos en el territorio turco y analizará la posible liberalización de visados para ciudadanos turcos a partir de octubre de 2016.

El bloque europeo también se comprometió a reactivar las negociaciones en diciembre próximo sobre la candidatura de Ankara para entrar a la UE.

Hasta ahora, distintos países europeos habían expresado varias razones para obstaculizar el ingreso a la Unión del que sería su primer Estado miembro de mayoría musulmana, aunque la llamada crisis de refugiados parece haber obligado a Bruselas a revivir las esperanzas turcas, consideraron analistas internacionales. fuente: telam.com.ar
Publicar un comentario