REYNAZUL.

martes, 22 de septiembre de 2015

Devaluación histórica en Brasil: el dólar supera los 4 reales La Bolsa de San Pablo abrió a la baja. El dólar alcanza valor histórico. Más presión para la economía de Argentina.

 La devaluación no se detiene en Brasil y le pone más presión al tipo de cambio argentino. La divisa estadounidense abrió la jornada por encima de los 4 reales, una barrera psicológica que nunca había sido sobrepasada desde la entrada en circulación del real, moneda creada en 1994 como una salida a la crisis económica de la época.
El índice Ibovespa de la bolsa de San Pablo comenzó la jornada en números rojos, en una sesión en la que el dólar superó el listón simbólico de los 4,0 reales, su mayor cotización desde el surgimiento del real.
El dólar sólo llegó a los 4 reales en octubre de 2002, cuando los mercados financieros estaban preocupados por la elección como presidente de Luiz Inácio Lula da Silva, considerado por muchos de los inversores de la época como un izquierdista radical, indicó la agencia EFE.
Trece años después, el real vuelve a estar fuertemente presionado y acumula una depreciación de cerca del 50% en lo que va de año, afectado por las turbulencias económicas y políticas de Brasil, y las dudas sobre China, la segunda mayor economía del mundo.
El dólar alcanzó hoy una marca histórica en el país sudamericano, impulsada por la caída de las bolsas europeas y por un "escenario más nebuloso para la economía global", según dijo a EFE el analista Joao Paulo de Gracia Correa, de la consultora SLW.
Explicaciones
"Atravesamos un momento bastante difícil. El escenario externo es malo, pero en Brasil peor. Para revertir aquí la situación el Gobierno debe ser ágil y trabajar con mayor rapidez", subrayó el analista.
El mercado también está preocupado por los próximos pasos del Congreso brasileño, que hoy tiene previsto debatir sobre los vetos del Ejecutivo a algunas medidas que incrementarían el gasto público, que el Gobierno intenta controlar para sanear las cuentas fiscales.
La semana pasada el ministro de Hacienda, Joaquim Levy, anunció una serie de medidas para revertir el déficit fiscal de 0,5% del PIB que prevé para 2016, las cuales pasan por más recortes de gasto y un nuevo tributo a las operaciones financieras.
Con estas medidas, el Gobierno quiere evitar una nueva rebaja por parte de una agencia calificadora de riesgo, después de que Standard & Poor's (S&P) redujera recientemente la nota de Brasil al nivel BB+, considerado como de "bono basura", lo que supuso retirarle el "grado de inversión" que califica a los buenos pagadores. fuente: lavoz.com.ar
Publicar un comentario