REYNAZUL.

martes, 22 de septiembre de 2015

CRISIS El ejército sirio bombardeó posiciones del Estado Islámico en Palmira y mató a 38 yihadistas Se trata del segundo ataque en tres días, después del lanzado el pasado sábado con una veintena de incursiones en las que murieron al menos 26 personas, entre ellas 12 combatientes.

La fuerza aérea del presidente Bashar al Assad ha incrementado los bombardeos en esa histórica ciudad en las últimas semanas, después de que las milicias de EI destruyesen las ruinas del famoso templo de Baalshamin y otros restos arqueológicos.

Los yihadistas destruyeron la mayor parte del edificio, que comenzó a construirse en el año 17, fue embellecido por el emperador romano Adriano en el año 130 y estaba inscripto en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

En ese momento, el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, dijo que estaba horrorizado por los ataques "bárbaros" en Palmira.

Asimismo mostró su "indignación" tras la decapitación del director de Antigüedades de Palmira, Jaled al Asad, de 82 años, hombre de fama mundial por sus conocimientos sobre este lugar único.

"Estos ataques de terror bárbaros se suman a una larga lista de crímenes cometidos desde hace cuatro años en Siria contra sus habitantes y su patrimonio", dijo Ban en un comunicado.

Estado Islámico capturó Palmira, ciudad en la que se encuentran restos arqueológicos considerados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, en mayo último.

Desde la ocupación de Palmira, los yihadistas destruyeron algunas de sus más famosos restos, incluidos sus dos templos principales y tres torres funerarias.

La directora general de la Unesco, Irina Bokova, dijo que la destrucción sistemática de la ciudad constituye un "crimen de guerra". fuente: telam.com.ar
Publicar un comentario