REYNAZUL.

sábado, 29 de agosto de 2015

POR SEGURIDAD El cierre de la frontera venezolana con Colombia se extiende a otros cuatro municipios del Táchira El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció que a partir de la cinco de la mañana de este sábado será cerrada la frontera con Colombia en los municipios Lobatera, Ayacucho, García de Hevia y Panamericano.

Estos municipios conforman la segunda zona especial de atención que el gobierno venezolano ha establecido para restablecer la paz y la seguridad en la zona fronteriza, en la que, según afirma, operan mafias paramilitares colombianas y grupos vinculados al contrabando de extracción de gasolina, alimentos y medicamentos desde Venezuela hacia Colombia.

Al hacer el anuncio, el mandatario manifestó que la medida tiene como objetivo combatir con mayor impacto el paramilitarismo, la criminalidad y el contrabando que ha ocasionado daños a la economía del país.

"Para limpiar de paramilitarismo, criminalidad, bachaquerismo (contrabando), secuestro y narcotráfico, es que he decidido cerrar la frontera de la zona número dos en el estado Táchira en los municipios de Lobatera, Ayacucho, García de Hevia y Panamericano", aseveró Maduro desde el Palacio de Miraflores, Caracas, donde recibió a venezolanos y colombianos que marcharon por la paz y en rechazo del paramilitarismo.

Durante la actividad, transmitida en cadena de radio y televisión, el jefe de Estado también anunció la movilización de 3.000 integrantes de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) que emprenderán la búsqueda de paramilitares para su captura.

En Táchira, específicamente en la población de San Antonio del Táchira, el pasado 19 de agosto se registraron ataques paramilitares en los que resultaron heridos tres soldados de la Fanb mientras realizaban funciones contra el contrabando, afirma el gobierno venezolano.

Maduro decidió entonces cerrar la frontera en los municipios Bolívar, Ureña, Junín, Libertad, Independencia y Rafael Urdaneta, ubicados en la zona fronteriza con Colombia, hasta tanto se restituyan los derechos sociales y económicos de esas poblaciones.

"No voy a permitir que se sigan metiendo las bandas paramilitares a secuestrar, a cobrar vacuna y a atacar a nuestra Fuerza Armada. Tengo el derecho y tengo el deber constitucional de proteger la tierra y el pueblo de Venezuela", expresó el Presidente.

En ese sentido, pidió el apoyo de los venezolanos y colombianos que apuestan al restablecimiento de relaciones de paz, respeto y solidaridad entre gobiernos de países hermanos. fuente: telam.com.ar

Publicar un comentario