REYNAZUL.

viernes, 28 de agosto de 2015

HORROR EN LA AUTOPISTA Austria confirma que son 71 los refugiados muertos, entre ellos ciudadanos sirios Las policías de Austria y Hungría dijeron que cuatro personas fueron detenidas en relación con la muerte por asfixia de 71 refugiados sirios cuyos cuerpos fueron hallados ayer apilados y descompuestos en el acoplado de un camión abandonado cerca de la frontera austro-húngara.

Una beba, tres chicos pequeños y ocho mujeres fueron hallados entre las víctimas de esta nueva tragedia de migrantes en Europa, dijo el jefe policial austríaco Hans Peter Doskozil, que elevó el número de muertos a 71 luego de haber estimado ayer de manera preliminar que los fallecidos eran entre 20 y 50.

En conferencia de prensa, Doskozil dijo que se halló un documento sirio en el camión frigorífico abandonado en una autopista 40 kilómetros al sureste de Viena, cerca de la frontera con Hungría por lo que se presume que las víctimas eran "probablemente" sirios que habían escapado de la guerra civil en su país.

"Entre estas 71 personas, había 59 hombres, ocho mujeres y cuatro niños, incluyendo una de entre uno y dos años y tres chicos de ocho, nueve y 10", dijo el jefe policial, informó la agencia de noticias DPA.

En Budapest, la vocera de la policía de Hungría informó hoy que cuatro personas fueron detenidas en conexión con la muerte de los migrantes en Austria, de los cuales tres son búlgaros y el restante de Afganistán.

La portavoz, Viktoria Csiszer-Kovacs, afirmó que uno de los búlgaros es el dueño del camión y agregó que otra veintena de personas fueron interrogados como testigos y que varias casas fueron registradas en el marco de la investigación conjunta lanzada ayer por Budapest y Viena.

En Austria, Doskozil dijo que la policía cree que los sospechosos integraban una banda búlgaro-húngara de tráfico de personas.
Personal de mantenimiento de la autopista fueron los primeros en descubrir el camión y notaron que "fluidos de cuerpos en descomposición" goteaban de la parte trasera del vehículo, agregó el jefe policial.

Con temperaturas en torno a los 30 grados, la policía se encontró con un hedor insoportable y un amasijo de cuerpos retorcidos y enredados, y equipos de forenses trabajaron toda la noche para limpiar el vehículo, que tenía patente húngara, y determinar el número de muertos.

Se calcula que las víctimas habían muerto entre 36 y 48 horas antes.

Los agentes necesitaron casi 24 horas para contabilizar el número de cuerpos que hallaron superpuestos unos encima de otros, pues tuvieron que bajar primero las temperaturas, para lo cual llevaron el camión a las instalaciones de un centro veterinario que cuenta con un sistema especial de refrigeración.

Los cadáveres serán transportados al centro de medicina forense de Viena y sometidos a sendas autopsias para establecer individualmente las causas de la muerte, así como para intentar identificarlos.

Mientras se espera el resultado de las autopsias, todo indica que las víctimas fallecieron asfixiadas, al estar encerradas en una cámara frigorífica sin ventanas y sellada herméticamente.

Doskozil explicó que la ruta del camión ha sido "verificada" por las autoridades.

"El vehículo salió el miércoles por la mañana de Hungría, al sur de Budapest, y fue encontrado en la zona de Neusiedl/Parndorf, donde estuvo con toda seguridad más de 24 horas", dijo, citado por la agencia de noticias EFE.

Los policías austríacos cuentan en este caso con la colaboración de sus colegas de Hungría.

La Justicia húngara deberá ahora decidir si impone la prisión preventiva a las cuatro personas que fueron detenidas por una orden europea de captura dictada por la Fiscalía de la ciudad austríaca de Eisenstadt.

El director de esa Fiscalía, Johan Fuchs, dijo que se estudia inculpar a los sospechosos de "tráfico ilícito de personas, conato de exposición al riesgo de vida con consecuencia fatal e incluso asesinato".

La ministra del Interior austríaca, Johanna Mikl-Leitner, insistió hoy en la necesidad de una solución común en la Unión Europea (UE) ante la masiva llegada de refugiados, de forma que éstos tengan un camino legal para acceder a un país seguro y no tengan que recurrir a los traficantes de personas.

"Los traficantes son criminales y no meros ayudantes de refugiados", dijo la ministra.

En el mismo sentido se pronunció hoy en Ginebra el organismo de la ONU para los refugiados (Acnur).

"Esta tragedia demuestra la crueldad de los traficantes de personas, que han expandido su negocio desde el Mediterráneo hasta las carreteras de Europa", dijo la portavoz de Acnur, Melissa Fleming.

Fleming consideró que la crueldad con la que actúan los traficantes "subraya su falta de consideración por las vidas humanas y que su única preocupación es el dinero".

Agregó que también pone en evidencia la desesperación de las personas que buscan una nueva vida en Europa, que ven como única alternativa ponerse en manos de esos criminales. fuente: telam.com.ar
Publicar un comentario