REYNAZUL.

domingo, 30 de agosto de 2015

EEUU. Crimen de periodistas en Virginia: la sobreviviente simuló estar muerta. Vicky Gardner, la titular de la Cámara de Comercio que respondía en vivo a las preguntas de la periodista asesinada en Virginia, le contó a su marido que simuló estar muerta después de que el atacante Vester Flanagan le disparara en la espalda para que no la ultimara.

Gardner, que resultó herida, cree que el foco brillante de la cámara la cegó y no le premitió ver al atacante. Durante una entrevista telefónica desde el hospital donde Gardner se encuentra internada, Tim, su esposo, contó cómo logró salvar su vida.

"Los primeros cuatro disparos de atacante Vester Flanagan fueron contra la reportera Alison Parker, y los dos siguientes para el camarógrafo de la televisión WDBJ-TB Adam Ward", dijo el esposo de Gardner.

Tim contó que después de dispararle a la periodista y al camarógrafo, el asesino disparó contra su mujer. "Ella se agachó y fue baleada. Y como no estaba segura si el atacante se había ido, se quedó allí, haciéndose la muerta hasta que los socorristas llegaran", reveló.

En el tiroteo Parker y Ward fallecieron por heridas de bala en la cabeza y el cuerpo. Gardner resultó herida en la espalda. Flanagan disparó su pistola Glock 17 veces y las pruebas obtenidas en su departamento mostraron que se sentía "muy identificado'' con personas que habían cometido asesinatos en masa, incluyendo los ataques terroristas del 11 de septiembre.

Gardner dijo que su esposa permanecerá en cuidados intensivos hasta el lunes, que le extirparon el riñón y que podría ser sometida a otras cirugías.

Las imágenes del crimen que se pudieron ver en vivo por televisión fueron escalofriantes porque captaron el momento exacto en que la periodista es abatida mientras entrevistaba a una mujer. Todo quedó grabado por el camarógrafo, quien también fue asesiando. Su cámara cayó al piso, tomando la última escena.

Minutos después del ataque, el tirador subió un video a las redes sociales tomado desde su perspectiva: "Filmé el tiroteo, vayan a ver en Facebook", escribió el hombre en Twitter

El asesino de los dos periodistas, mientras lo perseguía la policía, se disparó y horas más tarde murió en el hospital. 

El día del ataque, Dan Dennison, director de noticias en WBDJ7 cuando Flanagan fue contratado en 2012 y también cuando fue despedido un año después, dijo a la cadena estadounidense CNN que el despido fue motivado por su comportamiento, y que el día en que se le comunicó, tuvieron que llamar a la Policía para que lo escoltase fuera del edificio. Un dato: el camarógrafo que filmó aquel despido escandaloso fue Adam Ward. "¡Bajá la panza!", le gritó Flanagan entonces y le manoteó la cámara. Uno años después lo asesinaría. ver nota completa en su fuente: minutouno.com
Publicar un comentario