REYNAZUL.

martes, 4 de agosto de 2015

¿Dormirías en una "caja" en un aeropuerto? Tendencias El concepto de “sleepbox”, o habitaciones mínimas para pasar desde media hora hasta una noche, se impone en los aeropuertos del mundo.

Llegar tarde al aeropuerto o encontrarse con el vuelo cancelado o demorado puede ser un dolor de cabeza. ¿Dónde dormir? ¿Pasar horas en las incómodas sillas de la terminal aérea, pagar un hotel y los traslados por sólo unas horas?
Eso les pasó más de una vez a los arquitectos rusos Mikhail Krimov y Alexei Goryainov, socios de la firma de diseño Arch Group, y pensando una solución crearon las SleepBox o “cajas para dormir”, que no son otra cosa que pequeñas habitaciones de 2 m x 1,40 x 2,30 para descansar con confort y seguridad, que comenzaron a instalarse en el aeropuerto Sheremetyevo de Moscú y luego llegaron a París (Francia),Beijing (China) y Bangkok (Tailandia). Se reservan por un tiempo mínimo de 30 minutos, como para una siesta o descanso rápido, con una tarifa recomendada de 15 dólares la hora. El lugar principal de la Sleepbox es una cama de dos metros de largo hecha de espuma de polímero y papel de pasta.
La cabina puede contener hasta tres camas con mesas de luz, enchufes, lámparas para leer, televisor y despertador. “Gracias a Sleepbox, cualquier persona tiene la oportunidad de pasar la noche en forma segura y barata en caso de emergencia, o cuando tenga que esperar unas horas con su equipaje”, dicen los diseñadores en su página web.
En otras latitudes
El de “cajas para dormir” es un concepto que se expande rápidamente, con varios sistemas similares funcionando en distintos aeropuertos. De hecho, fue en Japón donde nacieron los famosos “hoteles cápsula”, como panales con pequeñas camas una junto a la otra, pero su imagen no es buena y casi no los usan las mujeres. Sin embargo, el hotel cápsula del aeropuerto Shinjuku de Tokyo busca diferenciarse: tiene sectores para hombres y para mujeres y, al ingresar, los huéspedes dejan sus zapatos en los lockers de la recepción, donde les entregan la llave, una botella de agua y pantuflas. Las habitaciones no cuentan con TV pero sí con reloj despertador, y tienen una diseño ergonómico, pensado especialmente para descansar. La luz se va apagando lentamente, como un ocaso, y unos minutos antes de que suene el despertador, se enciende poco a poco, para imitar la luz del sol.
El aeropuerto de Munich ofrece las Napcabs, con aire acondicionado, TV, pantalla con información sobre los vuelos y programas de entretenimiento. El cargo mínimo de 30 euros permite utilizar la cabina durante tres horas entre las 22 y las 6 de la mañana, y dos horas entre las 6 am y las 22.En los aeropuertos Heathrow y Gatrick de Londres, así como en el Schiphol de Amsterdam, funciona desde hace años Yotel, con un concepto similar aunque sus habitaciones son algo más grandes y equipadas con baño privado. El costo es de aproximadamente 39 dólares por cuatro horas, o 93 la noche.
Minute Suites es el hotel que ofrece mini espacios de descanso en tres aeropuertos de Estados Unidos (AtlantaFiladelfia Dallas), con un estándar de sofá cama, TV HD, escritorio, teléfono, silla de oficina y WiFi. La estadía mínima de una hora cuesta 38 dólares, y toda la noche (8 horas),US$ 130. Tambén se puede “alquilar” una ducha de 30 minutos por US$ 25.
Finalmente, en la Terminal uno del Aeropuerto Internacional de Dubai, Emiratos Arabes Unidos, funciona SnoozeCube, con habitaciones compactas y a prueba de ruido con cama, TV de pantalla táctil e Internet, con paredes que simulan distintos paisajes como para reducir la sensación de encierro. La estadía mínima es de dos horas: US$ 42 en una habitación single y US$ 56 en una doble. ver nota completa en su fuente: clarin.com
Publicar un comentario