REYNAZUL.

miércoles, 15 de julio de 2015

Una microcasa autosuficiente que no paga facturas.

Vivimos tiempos de profundos cambios en los que algunos viejos paradigmas se ponen por fin en entredicho. ¿Por qué debemos pagar por la electricidad cuando gracias a la energía solar se podría obtener de manera prácticamente gratuita? Nadie se tomó esta cuestión realmente en serio hasta que Elon Musk pegó un puñetazo en la mesa y puso en jaque a las eléctricas con una alternativa efectiva.

Lo mismo podría decirse de la vivienda. Parece que abaratar su costo y hacerlas más accesibles no resultará tan fácil, pero hay terceras vías. Al menos es lo que pensó un grupo de arquitectos eslovacos que tras varios años de desarrollo por fin ha presentado al mundo su futurista vivienda sostenible: EcoCapsule. El propietario no pagará ni factura eléctrica ni necesitará conectarse a la red de agua y saneamiento, puesto que todo, absolutamente todo, es sostenible: la microcasa es autosuficiente. Eso sí: esta independencia dependerá de su ubicación geográfica, sobre todo para el suministro del agua.

Todo comenzó de una forma más o menos accidental: “En 2008 participamos en un concurso para el diseño de una pequeña casa para un artista”, explica Igor Zacek a Teknautas, “nuestra idea no triunfó, pero fue destacada por el sitio inhabitat.com y a partir de ese momento nos llegó un aluvión de peticiones”. Pero era demasiado pronto, como reconoce el arquitecto: “en 2008 no había tecnología suficiente para crear el producto”.
Ocho metros muy bien aprovechados
Tras mucho tiempo y dinero invertido en su desarrollo, 2015 será el año en el que la aventura ha sido presentada al mundo. La pequeña cápsula ofrece un habitáculo de 8 metros cuadrados, pero antes de que se echen las manos a la cabeza ante lo reducido del espacio, hay que aclarar que, por un lado, todo está muy bien aprovechado, y por otro, los elementos son plegables en función de la necesidad. Es una filosofía de roulotte aplicada al hogar con gran habilidad.
La vivienda está pensaba para una o dos personas, y una vez superado el shock del espacio, conviene destacar que cuenta con todos los elementos de una viviendo de lujo, incluida calefacción y climatización. Su gran gancho que ha logrado atraer la atención de la red es sin duda su autonomía energética. El techo está cubierto por una red de placas solares y además cuenta con una turbina que aprovecha la energía eólica, alimentando con ambos una gran batería que, según sus creadores, proporciona energía suficiente para no tener que preocuparse por el asunto.
Respecto al agua, el diseño está confeccionado de tal manera que se aprovecha la lluvia, que es posteriormente separada para dos usos: consumo (mediante un sofisticado sistema de filtros que la hace potable) y ducha o cocina. Muchos pensarán qué ocurre con el inodoro. Bien, se trata de un baño seco ecológico, que mediante un sistema de compostaje hace que no sea necesario el uso del agua.
El furor de los usuarios por EcoCapsule llegó también a las celebrities, y es en este punto cuando el asunto se les fue de las manos. Susan Sarandon no pudo esperar a tener más noticias y suplicó mediante un tuit (que fue borrado posteriormente) que se contactara con ella. La actriz no ha sido la única VIP que está esperando con los brazos abiertos este hogar sostenible: Zacek nos ha confesado que el mediático Ashton Kutcher se encuentra ya en lista de espera. Y eso que el precio final sigue siendo un misterio celosamente guardado.
“Lo diremos a finales de 2016, cuando aceptemos los primeros pedidos”, zanja el promotor del proyecto, que quiere mantener la incógnita sobre el precio para no dar pistas a la competencia. Hay un indudable interés y parece que la demanda no fallará, pero… ¿cuáles son los usos de este peculiar hogar? El eslovaco nos lo aclara al explicar que gran parte de su demanda llega de “la hostelería y como microapartamento en zonas de un elevado precio del metro cuadrado, como Londres o Nueva York”. Y de hecho, una de las fotos simuladas muestra varios EcoCapsules ubicados en los áticos de una gran urbe, con lo que la idea no parece tan peregrina a priori. fuente: msn.com

Publicar un comentario