REYNAZUL.

martes, 30 de junio de 2015

MEDIO ORIENTE El EI secuestró a 36 civiles de una tribu al oeste de Mosul, en Irak Los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) secuestraron hoy a al menos 36 civiles, tras una disputa entre dos tribus en la zona de Al Badush, a 25 kilómetros al oeste de Mosul.

Los enfrentamientos tribales también provocaron varios heridos en ambos bandos y dos miembros de la tribu Al Yahish agredieron con armas a civiles de Al Yabur en Al Badush.
Los extremistas del EI intervinieron y miembros de la tribu Al Yabur respondieron lanzando piedras contra los vehículos de los yihadistas.

Los islamistas radicales del EI respondieron, lo que provocó heridas a más de 12 personas de ambos bandos, reportó a la agencia de noticias EFE el diputado de la provincia de Nínive, Mohamed al Yaburi.

Luego, los yihadistas rodearon y acordonaron más tarde la aldea, y capturaron a más de 36 civiles de Al Yabur, a quienes trasladaron a un lugar desconocido.

La tribu Al Yabur es una de las principales de Irak y es enemiga del EI, por lo que sus miembros fueron víctimas de asesinatos y secuestros por parte de la organización extremista.

Mientras que el primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, decidió hoy pasar a retiro al jefe del Estado Mayor, el mariscal Babakar Zibari, entre críticas por la debilidad militar en la actual guerra contra el grupo EI.

La televisión oficial Al Iraquiya informó hoy de que Al Abadi tomó esta medida en su calidad de comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, sin dar más detalles.

En el último año se dispararon las críticas contra el Ejército y la Policía por casos de corrupción y mala gestión, y por el fracaso en recuperar el terreno perdido ante la ofensiva del EI.

Al Abadi jubiló en abril pasado a más de 300 oficiales de distinto rango del ministerio de Defensa, y a otros tantos del ministerio del Interior.

A finales de noviembre, el premier reconoció que 50.000 personas estuvieron cobrando sueldos del Ejército sin haber ejercido ninguna actividad en sus filas.

Este año el Ejército iraquí recuperó la ciudad de Tikrit, después perdió la de Ramadi, sin que por el momento haya sido capaz de lanzar la esperada ofensiva para liberar Mosul, feudo del EI y segunda urbe de Irak.

Entretanto, desde Ginebra la ONU advirtió hoy que 10 millones de iraquíes estarán afectados al final de este año por el conflicto armado y la acción del EI y requerirán de algún tipo de asistencia humanitaria, según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Asimismo, Unicef señaló que actualmente ocho millones de desplazados internos necesitan ayuda humanitaria.

El organismo dependiente de la ONU adelantó que si los donantes no empiezan a desembolsar los fondos prometidos, "en cuestión de pocas semanas no podremos seguir suministrando agua a los desplazados y los 650.000 niños que no podrán volver a las aulas en dos meses, cuando empieza el año escolar", según el coordinador de Unicef para Irak, Colin McInness, citado por la agencia de noticias EFE.

Para continuar con actividades esenciales en Irak durante la segunda mitad del año, Unicef necesita 48 millones de dólares.

Irak vive desde junio del 2014 una cruenta lucha contra el EI, que proclamó entonces un califato en zonas de ese país y de Siria bajo su control.

Una coalición internacional, liderada por Estados Unidos, respalda a las autoridades iraquíes en su lucha contra los extremistas con bombardeos contra sus posiciones. fuente: telam.com.ar
Publicar un comentario