REYNAZUL.

miércoles, 17 de junio de 2015

MEDIO ORIENTE EEUU confirmó que mató al “número dos” de Al Qaeda en Yemen La Casa Blanca confirmó hoy que el "número dos" de Al Qaeda y líder de la filial del grupo yihadista en la península Arábiga, Nasser al-Wahayshi, murió en un ataque con un drone de Estados Unidos en el este de Yemen, el país más pobre de la región y actualmente sumido en un sangriento conflicto armado.

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ned Pierce, dijo hoy en un comunicado que "la comunidad de inteligencia concluyó" que el yemení al-Wahaishy murió en un bombardeo realizado por un drone en Al Mulaka, capital de la provincia de Hadramaut, el viernes 12 de junio pasado.
El funcionario norteamericano estimó que el ataque, considerado el mayor revés para el yihadismo internacional desde el asesinato de Osama Ben Laden, en 2011, "es un gran golpe contra AQAP, la filial más peligrosa de Al Qaeda", a la que Estados Unidos busca "derrotar".

Al-Wahayshi "era responsable de la muerte de yemeníes y occidentales inocentes, entre ellos estadounidenses", agregó Pierce, citado por la agencia de noticias EFE.

El presidente Barack Obama "dejó claro que los terroristas que amenazan a Estados Unidos no encontrarán un lugar seguro en ningún rincón del plantea", agregó el funcionario de la Casa Blanca, que ve ahora "más cerca" la "derrota final" de este tipo de organizaciones radicales.

"Barack Obama dejó claro que los terroristas que amenazan a Estados Unidos no encontrarán un lugar seguro en ningún rincón del plantea"
Ned Pierce, portavoz del Consejo Nacional de Seguridad de la Casa Blanca
La noticia se conoce días después de que Estados Unidos lanzara un ataque aéreo en Libia contra el ex comandante de Al Qaeda y reconocido yihadista, el argelino Mokhtar Belmokhtar, ideólogo de un ataque a una planta de gas en Argelia en el que murieron 35 rehenes extranjeros.

Las autoridades libias afirmaron que Belmokhtar murió en el bombardeo, pero el Pentágono aún no lo confirmó.

La muerte de al-Wahaishy fue anticipada ayer por la cadena CNN, citando fuentes de seguridad yemeníes, pero también por activistas de AQPA a través de Twitter, que al mismo tiempo anunciaron el nombramiento de otro comandante militar, Qasm al-Rimi, conocido con el nombre de batalla Abu Hureira al-Sanaani.

Hoy, en un video difundido en páginas web yihadistas, AQAP confirmó que al-Wahayshi, que fue secretario del fallecido Osama Ben Laden en Afganistán, murió con otros dos compañeros "a manos de los cruzados".

"Nosotros en Al Qaeda en la península Arábiga estamos de luto con nuestra nación musulmana porque Abu Baseer Nasser bin Abdul Karim al-Wahayshi, al que Dios guarde su alma, falleció en un ataque americano contra él y dos de sus hermanos muyahidín", aseguró Jaled Omar Baterfi, importante miembro de AQAP que leyó el comunicado, citado por la agencia de noticias Europa Press.

Washington considera a AQAP una de las organizaciones que más pone en peligro su seguridad nacional, al haber intentado en varias ocasiones organizar atentados en territorio estadounidense o contra intereses del país norteamericano.

Con la muerte de "Abu Baseer", nombre de guerra de al-Wuhayshi, Al Qaeda pierde a un histórico de la yihad (guerra santa) desde los tiempos de Afganistán.

Y una de las personas más cercanas a Ben Laden, de quien fue secretario personal desde los noventa hasta 2001, cuando la invasión estadounidense lo obligó a abandonar la zona montañosa afgana de Tora Bora y buscar refugio en Irán, según recoge la web especializada The Long War Journal. 

Dos años más tarde fue deportado por Irán a Yemen, donde permaneció en prisión hasta que logró escaparse en 2006, en una fuga colectiva de una cárcel de alta seguridad en la capital, Sanaá, junto a otros 23 yihadistas.

Ayman Al Zawahiri, sustituto de Ben Laden, lo nombró de forma oficial número dos del grupo en 2013, mientras EEUU ofrecía una recompensa de 10 millones de dólares por su cabeza
Esta huida marcó el ascenso de Al Qaeda en Yemen y en tres años, en 2009, tras lograr la fusión entre las ramas saudíta y yemení del grupo, se erigió en jefe de AQPA.

Ayman Al Zawahiri, sustituto de Ben Laden, lo nombró de forma oficial número dos del grupo en 2013, mientras Estados Unidos ofrecía una recompensa de 10 millones de dólares por su cabeza.

Los expertos subrayan su determinación a la hora de adoctrinar a los suyos sobre la necesidad de priorizar los ataques contra Estados Unidos e intereses occidentales sobre todos los demás, una estrategia que llevó a Obama a calificarlos de "amenaza global".

"Abu Baseer", sin embargo, combinó esta cara internacional del grupo con atentados domésticos como el que costó la vida a ocho turistas españoles el 2 de julio de 2007 en Maareb, 170 kilómetros al este de Sanaá.

Siete viajeros y dos guías yemeníes murieron en el acto y otra viajera falleció dos semanas después en un hospital de Sanaá debido a las graves heridas sufridas. Por el ataque, otros cuatro españoles y dos yemeníes resultaron heridos.

Este atentado hundió el sector del turismo, una de las apuestas de las autoridades de Sanaá para ayudar al empobrecido país árabe a salir de su complicada situación económica.

Yemen está sumido en una grave crisis política desde enero pasado, cuando el movimiento chiita de los hutíes tomó el control de la capital y gran parte del país, que devino en la huida del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi a la capital de Arabia Saudita y en la intervención de una coalición árabe desde finales de marzo.

A causa de este conflicto armado en Yemen, más de 2.000 personas, entre ellas más de 1.000 civiles, murieron hasta el 20 de mayo, mientras que miles más resultaron heridas, según cifras de la ONU.

El conflicto armado en Yemen y la falta de autoridad central elevó el temor de que AQAP aprovechara el vacío de poder para consolidarse en zonas remotas de Yemen. fuente: telam.com.ar
Publicar un comentario