REYNAZUL.

sábado, 6 de junio de 2015

El Papa tiene pensado venir a Argentina en 2016 Gira.Se lo dijo Francisco hoy a Michelle Bachelet, según contó la misma mandataria al final de una audiencia en el Vaticano. Dijo que no hay una fecha específica, y que también visitaría Chile y Uruguay.

El futuro presidente de los argentinos, el año que viene, probablemente cuente con la bendición de una visita del Papa Francisco. Así lo sugirió hoy la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, quien reveló que el pontífice espera venir a la región en 2016, aunque aún no hay un fecha específica.
Bachelet habló hoy luego de reunirse con el papa argentino en el Vaticano, donde mantuvieron una amena audiencia. La visita lo llevaría a Bergoglio a Chile, Uruguay y Argentina.
Francisco recibió este viernes a Bachelet, en una audiencia privada que se duró 47 minutos, el doble de lo habitual en este tipo de encuentros con mandatarios.
La reunión se desarrolló en un ambiente muy cordial. El papa recibió a Bachelet mostrándose "encantado que usted esté aquí'' cuando llegó a su biblioteca en los palacios pontificios del Vaticano.
El Vaticano informó luego en un comunicado, que el Santo Padre y Bachelet hablaron de las buenas relaciones bilaterales y el deseo de que se refuercen todavía más.
El comunicado subrayó que también se analizaron otros temas como la salvaguardia de la vida humana, en alusión al aborto, la educación y la paz social. En ese contexto, se ha reafirmado el papel de las instituciones católicas en la sociedad chilena y su contribución positiva, especialmente en la promoción humana, en la formación y en la asistencia a los más necesitados.
Al término del encuentro, Francisco saludó a cada uno de los doce miembros de la delegación encabezada por el ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz. En la comitiva estaba también Isabel Allende, hija del ex presidente Salvador Allende, secretaria general del Partido Socialista de Chile.
La mandataria chilena regaló al pontífice un rosario de lapislázulihecho en plata y el libro Iglesias del Fin del Mundo, con fotografías de las iglesias chilenas.
El papa, de origen argentino, le obsequió un medallón de San Martín de Tours, de 19,7 centímetros, que según la leyenda se sacó de su capa para regalárselo a un indigente, y la exhortación apostólica Evangelii Gaudium.
Más tarde, la presidenta se reunió con el Secretario de Estado del Vaticano, cardenal Pietro Parolín.
(Fuente: agencias) fuente: clarin.com
Publicar un comentario