REYNAZUL.

sábado, 9 de mayo de 2015

CANADA. Un hombre anunció en Facebook que mató a su hija, a su esposa y a su hermana. Le pegó un tiro a la joven para "liberarla" de sus migrañas y su depresión, y después ejecutó a las otras dos mujeres para que no sufrieran por lo que él había hecho.

Un hombre de la localidad de Chilliwack, en Canadá, confesó haber asesinado a su hija de 19 años, a su mujer y a su hermana a través de un mensaje en Facebook en el que explicó por qué terminó con la vida de las tres mujeres.

Randy Jenzen confesó el viernes pasado que le pegó un tiro en la cabeza a su hija Emily para terminar con años de padecimiento ya que la adolescente sufría migrañas severas desde la primaria y había desarrollado una depresión profunda y problemas para avanzar en su carrera artística como resultado, informó el sitio CBC de Canadá.

Tras ejecutar a su única hija, Jenzen mató a su esposa, Laurel, porque "ninguna madre debería recibir la noticia de que su bebé fue asesinada". El hombre expresó su "arrepentimiento" por el triple homicidio, ya que también le disparó a su hermana, Shelly, porque no quería que "viviera con vergüenza" por lo que él había provocado.

Después de matar a las tres mujeres, Janzen le prendió fuego a la casa familiar con la esperanza de borrar evidencia, pero su verborragia lo traicionó en las redes sociales. "En los últimos 10 días hice las peores cosas que se me me hubiesen ocurrido que alguien pudiese hacer", arrancó en su confesión vía Facebook.

Jenzen explicó los padecimientos de su hija y luego concluyó: "Le disparé en la cabeza y ahora está libre de migraña y flota sobre las nubes de una tarde soleada, como un ángel con su hermoso cabello castaño largo en la brisa".

El hombre terminó su mensaje del jueves pasado con un "descansa en paz, mi pequeña familia, con amor, papá", y la Policía de Columbia Británica maneja la hipótesis de que Jenzen se haya suicidado tras cometer el triple crimen, informó el sitio Vancouver Sun. fuente: minutouno.com
Publicar un comentario