REYNAZUL.

martes, 19 de mayo de 2015

BOMBARDEO La coalición árabe bombardeó un arsenal hutí en la capital yemenita La coalición internacional encabezada por Arabia Saudita bombardeó un arsenal perteneciente a los hutíes en Sanaá, en el primer ataque de gran magnitud tras la finalización -el domingo pasado- de una tregua humanitaria de cinco días.

Poco después del ataque, sobre el que no se informaron bajas, el ministro de Relaciones Exteriores yemenita, Reyad Yasin Abdullah, explicó que no se plantea ningún nuevo alto el fuego, a pesar de la petición expresa de Naciones Unidas, según informó la agencia de noticias Europa Press.

En Riad, en tanto, donde se celebra la conferencia "Para salvar Yemen y construir un Estado federal", el presidente yemenita, Abdo Rabu Mansur Hadi, aseguró que el cónclave constituye "un mensaje para el mundo de que todos los yemenitas están unidos en su apoyo a la legitimidad y su rechazo al golpe" de Estado de los rebeldes hutíes.

En un discurso de clausura de la conferencia, en la que participaron unas 400 personalidades, entre ellas representantes de la mayoría de los partidos políticos yemenitas, excepto los hutíes y sus aliados, Hadi subrayó que cuenta con el apoyo del pueblo.

Estos grupos pidieron hoy que el Consejo de Seguridad de la ONU y los países árabes formen una fuerza militar mixta que proteja las ciudades yemeníes y garantice la retirada de los rebeldes hutíes.

La solicitud integra la lista de puntos del comunicado de clausura de la conferencia que finaliza 48 horas después del fin de la tregua de 5 días entre las partes.

Los presentes expresaron su "apoyo absoluto a la legitimidad constitucional" de Yemen, representada por el presidente Hadi, e indicaron que el Gobierno de ese país (ahora en Riad, debido al conflicto con los hutiés) debe regresar a territorio yemenita lo "más rápido posible".

También instaron a acelerar el respaldo a la resistencia popular -leal a Hadi- en las zonas donde lucha y a suministrar a estas fuerzas armamento y ayuda logística.

El comunicado final urge asimismo al Consejo de Seguridad de la ONU a que se cumpla la resolución 2216 sobre Yemen y otras internacionales por considerar que son "la base para alcanzar una solución política a la crisis".

Durante los debates, los grupos políticos yemenitas abordaron la necesidad de coordinar un programa urgente para satisfacer las necesidades de los civiles, especialmente a los habitantes de la ciudad portuaria meridional de Adén, escenario de los más cruentos combates.

El fin de la conferencia fue acompañado de la publicación del documento "Anuncio de Riad", que reúne como principales puntos preservar la seguridad y estabilidad del Yemen, así como "el rechazo al golpe de Estado de los hutíes de febrero pasado".

Este documento señala que el Yemen no puede convertirse en "una sede para grupos violentos y organizaciones terroristas ni ser una fuente de amenaza para los países vecinos", por cuanto urge a sancionar en el marco de la resolución de la ONU a los responsables políticos y militares "implicados en el golpe de Estado y a los culpables de crímenes de guerra".

En tanto, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) pidió a las partes en conflicto "un alto el fuego para entregar ayuda de urgente necesidad", debido a que la reciente tregua humanitaria de cinco días "fue insuficiente".

En un comunicado, el PMA explicó que consiguió distribuir alimentos a más de 400.000 personas, incluso en áreas que eran previamente inaccesibles, durante la tregua entre la coalición liderada por Riad y los rebeldes hutíes.

Sin embargo, advirtió de que esto supone sólo la mitad de las 738.000 personas a las que se esperaban alcanzar, ya que los transportistas se mostraron reacios a enviar camiones a zonas donde los combates y bombardeos proseguían. fuente: telam.com.ar
Publicar un comentario