REYNAZUL.

martes, 9 de diciembre de 2014

Preocupa a Washington el arresto en Irán de un periodista de EE.UU. La teocracia persa El corresponsal de The Washington Post está preso desde julio. Ahora fue imputado, pero no se conocen los cargos.

WASHINGTON. AFP Y AP
El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, dijo ayer estar “profundamente decepcionado” por las informaciones de que el corresponsal de The Washington Post en Teherán, detenido desde hace más de cuatro meses, había sido imputado.
“Estados Unidos está profundamente decepcionado y preocupado con respecto a las informaciones” sobre la imputación de Rezaian y el rechazo a la petición de libertad bajo fianza.Kerry admitió estar “conmocionado” por cómo se generó el suceso y acusó a Irán de obviar la ley que da al periodista iranoestadounidense Jason Rezaian, corresponsal del diario desde 2012, su derecho a la asistencia de un abogado que, cree, “es una violación evidente de las leyes iraníes e internacionales”.
El secretario de Estado pidió a las autoridades iraníes abandonar las diligencias “y liberarlo inmediatamente”.Rezaian fue detenido el 22 julio junto a su esposa, Yeganeh Salehi, periodista del diario The National con sede en Emiratos Arábes Unidos, en el marco de una investigación relacionada, según autoridades, con la seguridad de la república islámica. Salehi, de 30 años, fue puesta en libertad bajo fianza en octubre y se esperaba que su esposo corriera la misma suerte.
Los cargos contra el periodista y su esposa no han sido formulados con precisión. A mediados de agosto una fuente judicial señaló que la pareja estaba implicada con actividades que afectan la seguridad nacional, mientras un diario conservador mencionó que podrían ser acusados de espionaje.
Kerry también dijo que las peticiones para llegar a Rezaian habían sido rechazadas y que su familia estaba preocupada por su salud.“Compartimos las preocupaciones de la familia del señor Rezaian con respecto a las informaciones de que está bajo angustia física y psicológica y no está recibiendo la atención médica adecuada”, dijo Kerry.En tanto, el editor ejecutivo de The Washington Post, Martin Baron, dijo que el diario estaba “consternado y escandalizado” por las informaciones de los cargos contra Rezaian.
“El gobierno iraní no ha explicado por qué fue detenido Jason o por qué estuvo encerrado durante más de cuatro meses sin acceso a un abogado”, dijo Baron en un comunicado. “Sabemos que cualquier procedimiento legal justo rápidamente determinaría que cualquier alegato contra él es infundado”, añadió.  fuente: clarin.com
Publicar un comentario