REYNAZUL.

jueves, 4 de diciembre de 2014

ITUZAINGÓ Indagarán nuevamente al detenido por atropellar y matar a un chico de 12 años cuando escapaba de la policía Una fiscal bonaerense volverá a indagar al delincuente que el martes escapaba de la policía tras cometer un robo en Ituzaingó y chocó el auto en el que viajaba Luciano Ramírez, un chico de 12 años que sufrió gravísimas heridas neurológicas y que, finalmente, falleció ayer tras casi un día de agonía.

Se trata de la titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 descentralizada de Ituzaingó, Natalia Narmona Luppi, quien esta mañana informó en declaraciones al canal C5N que, con el deceso de Luciano, corresponde cambiar la imputación que pesaba sobre el detenido, Claudio Soria (32).

Narmona Luppi recibió a Soria ayer en la fiscalía y éste "se negó a declarar por consejo de su defensor oficial" cuando lo indagó en orden a los delitos de "robo calificado en concurso real con tentativa de homicidio criminis causa", es decir, matar para lograr la impunidad en otro delito.

"Esta imputación en razón del fallecimiento de Luciano ayer a la tarde va a mutar y se le va a imputar el `homicidio criminis causa` consumado, por lo cual yo tengo que volver a tomarle declaración para hacerle saber este cambio de calificación", manifestó la fiscal.

Con respecto a la decisión de imputarle el agravante `criminis causa`, Narmona Luppi aseguró que es "por cómo sucedió el hecho".

"(Soria) se escapa del delito de robo, comienza una persecución, él cuando advierte la presencia policial emprende la huida a una velocidad excesiva y sin siquiera atinar a frenar colisiona contra el auto donde estaba Luciano", dijo.

"Se ha podido verificar en el lugar del hecho que no hubo siquiera huella de frenada. Entiendo que esa conducta la hizo para poder escapar del personal policial y así lograr su impunidad", agregó la fiscal.

Además, añadió que Soria luego "colisionó con otros dos vehículos y, no contento con eso, descendió del auto y cruzó las vías del ferrocarril" con la intención de continuar el escape.

La fiscal aseguró que también tendrá "en cuenta los antecedentes" penales de Soria, quien era buscado por la Justicia desde diciembre de 2012, cuando violó el régimen de salidas transitorias con el que fue beneficiado en la Unidad Penitenciaria de Barker, en Tandil, donde cumplía una condena unificada de 12 años por varios robos.

El hecho investigado ocurrió el martes alrededor de las 20, en Segunda Rivadavia y Acevedo, de Ituzaingó, donde Luciano Ramírez viajaba junto a dos amigos a bordo de un Ford Ka conducido por la madre de uno de esos chicos.

El auto estaba detenido en la fila de vehículos que esperaba que se levantara la barrera de un paso a nivel cuando fue embestido desde atrás por un Chevrolet Onix color rojo que había sido robado momentos antes a unas cuadras de allí y que era perseguido por la policía.

Tras esa primera colisión, el Onix se cruzó de mano, chocó también otros dos autos cuyos conductores estaban aguardando para cruzar las vías y finalmente detuvo su marcha.

A bordo del Onix fue detenido Soria, mientras que el niño de 12 años que iba en el Ka debió ser rescatado del interior del auto por un vecino que pasaba por el lugar, fue trasladado a un centro asistencial local y luego derivado al Hospital Italiano de Capital Federal, donde falleció ayer a la tarde.

En tanto, Narmona Luppi relató hoy que la policía "está trabajando sobre la búsqueda de las dos personas prófugas del robo", dos cómplices de Soria que hasta esta mañana no habían sido encontrados. fuente: telam.com.ar
Publicar un comentario