REYNAZUL.

jueves, 11 de diciembre de 2014

FUNERAL. Miles de personas participaron en las exequias del ministro palestino asesinado por Israel en Ramallah Miles de personas participaron hoy en Ramallah de las exequias del ministro palestino Ziad Abu Ein, quién falleció ayer tras ser golpeado en el pecho e inhalar gases lacrimógenos en una carga de la policía israelí durante una marcha en Cisjordania, según la autopsia practicada por un forense palestino y otro jordano.

La manifestación fúnebre partió a las 10 (5 de la Argentina) del hospital al que fue trasladado el cadáver en Ramallah, en dirección a la Mukata, sede del Gobierno, símbolo de la resistencia palestina y lugar dónde se rindieron honores oficiales al extinto lider Yasser Arafat tras recorrer las principales calles de la ciudad.

Por su parte, un patólogo israelí que también participó de la autopsia aseguró que Ziad, quien hasta su deceso era ministro para las Colonias y el Muro Apartheid, falleció de un ataque al corazón tras ser golpeado y agarrado del cuello por un soldado, cuando participaba de una marcha de carácter pacífico contra la confiscación de tierras palestinas lindantes con una colonia israelí considerada ilegal por los palestinos en Cisjordania.

El gobierno alemán, por su parte, reclamó hoy una investigación "rápida, completa y sobre todo comprensible" de la muerte del ministro palestino, y pidió que se asuman responsabilidades si se descubren "comportamientos incorrectos".

Paralelamente, el ministro alemán de Asuntos Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, advirtió que con la "trágica muerte" de Ziad en Cisjordania el conflicto entre israelíes y palestinos vuelve a tocar fondo, informó la agencia de noticias EFE.

A su juicio, lo sucedido vuelve a demostrar que la actual situación es insostenible y que se debe poner fin a "los brotes de violencia recurrentes, con víctimas de ambas partes".

"Necesitamos que ambas partes den pasos concretos para rebajar la tensión y para retomar las negociaciones de paz", añadió el jefe de la diplomacia alemana.

La muerte violenta del ministro tensa aún más las relaciones palestino-israelíes, después de un violento año marcado por el fracaso de las negociaciones de paz, en abril, por la ofensiva israelí que dejó miles de muertos en la Franja de Gaza, en julio y agosto, y por la ola de violencia de los últimos meses, que hace temer una tercera intifada (levantamiento) en Jerusalén. fuente: telam.com.ar
Publicar un comentario