REYNAZUL.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

EL PRÓXIMO MIÉRCOLES El gobierno colombiano y las FARC superaron la crisis y reanudarán el proceso de paz la semana próxima El gobierno de Colombia y las FARC decidieron reanudar el miércoles próximo el proceso de paz que fue interrumpido por dos semanas tras la captura de cinco personas y luego de mantener durante dos días conversaciones entre las delegaciones de ambas partes.

"Las delegaciones del gobierno nacional y las FARC, luego de analizar conjuntamente los hechos de las últimas semanas, consideramos superada la crisis", señalaron las partes en un comunicado de seis puntos leído en La Habana por representantes de Cuba y Noruega, países garantes del proceso, y en presencia de los negociadores del ejecutivo colombiano y la guerrilla.

Según el comunicado leído esta tarde, el gobierno colombiano y las FARC retomarán el proceso de paz la próxima semana, y a partir del 15 de este mes recibirán en la Habana, sede de los diálogos, a una nueva delegación de víctimas que participarán de uno de los puntos de la agenda.

En otro de los puntos del comunicado se divulgó que las delegaciones también acordaron establecer un mecanismo permanente, a través de los países garantes, "para facilitar la solución de eventuales crisis que se puedan presentar en el futuro".

Para llegar al acuerdo fueron necesarias dos reuniones entre los negociadores; la primera, ayer, duró cuatro horas y no dio resultados, y en la segunda, hoy, se logró aclarar las diferencias y las condiciones bajo las que se regirá de ahora en adelante el proceso de paz, indicaron medios locales.

En la ronda de conversaciones que comenzará el 10 y se extenderá hasta el 17 de este mes, cuando se haga un receso por Navidad, el objetivo de las partes será "avanzar en el desescalamiento del conflicto con el fin de llegar a un acuerdo lo más pronto posible en esta materia", indicó el texto.

Dentro de ese ciclo, el martes 16 la mesa de conversaciones recibirá en audiencia al quinto y último grupo de víctimas que intervendrá ante la mesa de diálogo.

Tras unos días de receso, los negociadores del gobierno y las FARC volverán a la mesa de negociación en la segunda quincena de enero, "en fecha por definir".

La crisis que generó la primera interrupción del proceso desde que se inició hace dos años, comenzó el 16 de noviembre a raíz de la captura del general Rubén Alzate en el departamento selvático Chocó, en el oeste de Colombia.

El hecho llevó al presidente Juan Manuel Santos a condicionar la continuidad de las negociaciones de paz a que fueran puesto en libertad el general y el resto de los rehenes -dos soldados, una abogada y un cabo-, todos entregados por la guerrilla en dos operativos la semana pasada y el último fin de semana, en los que medió el Comité Internacional de la Cruza Roja (CICR).

En el comunicado de hoy, los negociadores destacaron que esas liberaciones se "desarrollaron sin contratiempos y de manera expedita", al tiempo que resaltaron que la mediación de los países garantes y el CICR resultó fundamental para el éxito de los operativos.

En las reuniones por fuera del diálogo efectuadas entre ayer y hoy participaron, por el lado del gobierno, el jefe de su delegación, Humberto de la Calle; el alto comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, y los generales retirados Oscar Naranjo (Policía) y Jorge Mora (Ejército).

Por las FARC, sus delegados en estos contactos previos fueron el número dos de la organización y jefe de la misión en La Habana, Luciano Marín, alias Iván Márquez; Rodrigo Granda, alias Ricardo Téllez; Jorge Torres, alias Pablo Catatumbo, y Félix Muñoz, alias Pastor Álape.

Precisamente hoy, el máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño, alias Timochenko, había señalado que Santos buscó en secreto "alternativas" a los diálogos de paz durante el tiempo que la guerrilla tuvo capturados a los cinco rehenes. Esta afirmación, publicada en la página web de las FARC, contradijo el anuncio que hizo Santos tras conocerse la captura de Alzate.

"Celebro que la mesa de La Habana se haya puesto de acuerdo para reanudar", precisó Santos, quien enfatizó que el último ciclo de este año "se van a dedicar a continuar las discusiones sobre cómo desescalar el conflicto y qué tipo de gestos se pueden ir mostrando".

Santos realizó la declaración al término de un encuentro bilateral con el gobernador general de Canadá, David Johnston, quien, refrendó el respaldo de su gobierno a los diálogos que buscan poner fin a más de 50 años de conflicto armado en Colombia.

Por su parte, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, también consideró que si hay voluntad de paz en 2015 se podría poner punto final a la negociación. "Creemos que en el año 20015, si las FARC tienen la decisión política de finalizar el conflicto vamos a firmar un acuerdo el año entrante", finalizó. fuente: telam.com.ar
Publicar un comentario