REYNAZUL.

viernes, 7 de noviembre de 2014

TORNADO Un fuerte tornado destruyó un centenar de viviendas y dejó sin techo otras 150 en Misiones El potente tornado, seguido de lluvia y granizo, se desató cerca de las 17 de ayer y afectó a la zona urbana de San Vicente, ubicada a 200 kilómetros al noreste de Posadas.

Toda la población de esa localidad quedó incomunicada y sin energía eléctrica ni servicio de agua potable, debido a la caída de una torre de alta tensión que desde anoche está siendo reparada por la empresa de distribución de energía de la provincia, Emsa.

El ministro de Gobierno de Misiones, Jorge Franco, reveló a Télam que pese a la magnitud del tornado, que además derribó árboles, carteles y postes de luz, no hay heridos con riesgo de vida, al tiempo que informó que una menor de 3 años perdió los tres dedos de una mano y fue trasladada al hospital Samic de Oberá donde intentarán realizarle un implante una vez que la estabilicen.

El comité de crisis del gobierno provincial se trasladó anoche hasta el lugar del desastre, donde están distribuyendo chapas "para poder reparar al menos las viviendas que quedaron sin techos pero no sufrieron daños en su estructura edilicia", según informó el vocero del gobernador, Eduardo Morales Lezica.

El barrio Malvinas Argentinas, compuesto por viviendas del Instituto Provincial de las Viviendas, fue uno de los mas afectados con más de 100 casas que quedaron sin techo.

"Todavía no tenemos información precisa sobre las cracterísticas del tornado pero estamos en condiciones de asegurar que las ráfagas de viento superaron ampliamente los 100 kilómetros por hora porque estas viviendas son relativamente nuevas y de buena construcción, sin embargo los techos volaron como papel por el aire", graficó Lezica.

Señaló además que operarios de Defensa Civil se encuentran trabajando en el lugar, reubicando a los afectados en casa de amigos y familiares, hasta tanto se reparen los techos de sus viviendas.

"Inclusive estamos realizando inventarios de útiles y muebles de cada hogar de manera de garantizar las pertenencias de las familias afectadas", reveló el vocero gubernamental.

Por su parte, el intendente de San Vicente, Waldemar Dosantos, comentó que "todo sucedió en fracción de minutos, nadie tuvo tiempo de nada, sólo de refugiarse donde pudieran y esperar que pase el temporal".

Desde la empresa de electricidad se informó que las tareas de reparación de la torre de alta tensión está prácticamente terminada, aunque la restitución de la energía va a demorar unas horas más debido a que hay que realizar un cableado nuevo en las líneas afectadas.

San Vicente, que tiene 70 mil habitantes según el censo 2010, es una de las localidades más jóvenes y prósperas de la provincia, donde las actividades principales son la explotación forestal, y el cultivo de yerba mate, tabaco y té, entre otros productos. fuente: telam.com.ar
Publicar un comentario