REYNAZUL.

sábado, 15 de noviembre de 2014

¿Qué le pasa a nuestro cuerpo después de tomar gaseosa cola un mes seguido?

Un estudio reciente demostró que las bebidas no son inocuas, aún en su versión dietética. La balanza es un indicador, pero hay más cosas que le ocurren al organismo.
Un estudio reciente demostró que, aunque son deliciosas y refrescantes, las gaseosas como Coca Cola o Pepsi alteran el cuerpo humano de maneras imperceptibles y no tanto. El aumento de peso debido a las grandes cantidades de azúcar que contienen las bebidas es sólo la punta del iceberg.

El consumo desmedido y diario de las bebidas cola puede producir problemas respiratorios, sobrepeso, adicción y hasta envejecimiento prematuro, informó el sitio Hipertextual.

  • Aumento de peso debido a su gran contenido de azúcar: una lata de 330ml. contiene 39 gramos, lo que equivale a 10 terrones, mientras que su versión dietética está preparada con 0,3 gramos de aspartamo.
  • Estas bebidas presentan un alto índice glicémico y un bajo nivel de saciedad, por lo que el individuo no se siente satisfecho con sólo un vaso y tiende a tomar grandes cantidades.
  • El aumento de azúcar en sangre puede derivar en la aparición de la diabetes tipo 2, sobre todo en las mujeres.
  • Las bebidas cola pueden provocar asma debido a que el azúcar puede inflamar las vías respiratorias. Un estudio publicado en agosto de este año demostró que los niños de 11 años que consumían 21 vasos de gaseosas por semana tenían mayor riesgo de padecer esta enfermedad.
  • El azúcar activa en el cerebro los mismos centros nerviosos que el alcohol, el sexo o la droga y hace que se liberen dopamina y serotonina, lo que produce una adicción casi inmediata.
  • Tomar gaseosas dietéticas no es la solución porque activan parcialmente los mismos centros nerviosos y encima la persona no terminar de satisfacer nunca su necesidad de azúcar, con lo que consume aún más.
  • Una investigación realizada en más de 5 mil adultos de entre 20 y 65 años demostró que la bebidas como la Coca Cola o Pepsi pueden afectar los telómeros, es decir, los capuchones que recubren los cromosomas y protegen el ADN. El resultado es que las células evejecen 4,6 años más que lo normal.
  • El envejecimiento de las células y los cambios en los cromosomas pueden provocar la proliferación de tejidos cancerígenos, informó el sitio The Guardian.
  • fuente. minutouno.com
Publicar un comentario