REYNAZUL.

domingo, 23 de noviembre de 2014

Drones y "lobos solitarios", la brecha en la seguridad del Papa.

"Amenazas y drones. Los temores por el Papa." Así tituló ayer el Corriere della Sera, en primera página, una extensa nota en la que reiteró que hay gran temor por un posible atentado contra Francisco de parte de algún "lobo solitario" afiliado europeo del grupo fundamentalista Estado Islámico (EI), y hasta especuló con un ataque con drones contra el Papa en la Plaza San Pedro durante una audiencia.
Firmado por Massimo Franco, el artículo recuerda que ya en julio pasado diversos servicios secretos advirtieron del riesgo de atentados contra Francisco, posible blanco de grupos fundamentalistas. Y asegura que como los temores sobre su seguridad aumentaron últimamente con la salida a la luz de los videos de rehenes decapitados por EI, se elevó el nivel de su protección en el Vaticano.
Consultado sobre el tema, el padre Federico Lombardi, vocero de la Santa Sede, sin embargo, desmintió cualquier refuerzo de las medidas de seguridad en torno al Papa. "Todo está como antes, no hay nada nuevo y no hay ningún motivo de preocupación", dijo.
La nota del Corriere della Sera subrayó que Dabiq, la revista online de EI, en octubre pasado puso en su portada digital un fotomontaje con una imagen de la Plaza San Pedro con el obelisco coronado por la bandera negra y el título "La Cruzada fallida". La revista llamó a no detener la jihad, la Guerra Santa del Islam, "hasta que no estemos debajo de los olivos de Roma y hayamos destruido ese edificio obsceno que se llama Casa Blanca".
Aunque "en las embajadas occidentales, en Roma, se advierte una cierta inquietud" y entre los diplomáticos "se intercambian impresiones que dan cuerpo a los escenarios más sombríos", el artículo destaca que "los servicios de seguridad italianos y vaticanos se muestran más cautos".
"Analizando la revista Dabiq, la sensación de la inteligencia es que con sus proclamas EI se dirige principalmente al interior del mundo musulmán para imponer la primacía sunnita contra los odiados chiitas, acreditándose así como el único verdadero enemigo de Occidente", escribió Franco. "Pero no hay indicios de atentados clamorosos en preparación por parte del grupo terrorista. El único temor es que algún afiliado europeo prepare, por emulación, una acción clamorosa aislada, utilizando acaso un drone sobre la Plaza San Pedro durante una audiencia. «Por el momento -se afirma-, el peligro no es el de los grandes atentados, sino la atomización de la subversión»", agregó.
Información similar circula en centros de estudios sobre el antiterrorismo que van de Washington a Londres, donde fueron examinados documentos e informes que hablan de amenazas contra el Papa, subrayó asimismo el artículo. "Pero todavía no son tales como para convalidar la tesis de un plan sofisticado en incubación, o de una amenaza concreta. La sensación de los analistas es que por ahora EI concentrará sus asesinatos en la Mesopotamia, sin salirse de aquellos confines religiosos y geográficos: aunque exhorte a sus secuaces europeos a atacar, y el número de terroristas ingleses y franceses «reclutados» por la organización produzca escalofríos", indicó.
La nota, por otra parte, recuerda que Francisco "soporta con una pizca de intolerancia las medidas de seguridad" y que la gendarmería vaticana debió adaptarse a esto. "¡Al coche blindado se suben ustedes!", les habría dicho a sus ángeles guardianes ante la primera oferta de protección, rutinaria por otra parte. Destaca asimismo que existe una suerte de miedo colectivo a que le pase algo a Francisco: durante las audiencias de los miércoles hay argentinos que le gritan: "Jorge, ¿te protegen bastante?".
Subraya, además, que la decisión del Papa de vivir en la residencia de Santa Marta, dejando vacío el apartamento papal del Palacio Apostólico, considerado un lugar mucho más seguro, sigue dando que hablar en el Vaticano. "Un cardenal italiano que conoce bien la Casa Santa Marta sostiene desde hace tiempo que, a la corta o a la larga, podría ocurrir algo que sugiera el traslado del Papa al apartamento papal del Palacio Apostólico", apunta.
Más allá del clima de alarma, "Francisco no parece ni turbado ni asustado por lo que está ocurriendo; lo acongojan las persecuciones y las masacres de cristianos en Medio Oriente.
El papa Francisco invitó a la comunidad internacional a "cuidar la hermana y madre Tierra" para evitar su "autodestrucción", al tiempo que defendió un desarrollo "ecuánime" que garantice alimentos para todos, ante los asistentes a la Segunda Conferencia sobre la Nutrición de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). En su primera visita a la sede central de la FAO en Roma, el papa argentino, que habló a la asamblea después de la reina española, Letizia, se refirió a uno de los asuntos que más le preocupan: el hambre en el mundo. "Hoy en día se habla mucho de derechos, olvidando con frecuencia los deberes. Tal vez nos hemos preocupado demasiado poco de los que pasan hambre", lamentó Francisco al iniciar su intervención. fuente: msn.com
Publicar un comentario