REYNAZUL.

domingo, 23 de noviembre de 2014

CRISIS EN UCRANIA Putin acusó a las potencias occidentales de enemistarse con Rusia por "defender sus intereses en el exterior" En el marco de la tensión que domina la relación entre las potencias occidentales y Rusia por el conflicto en Ucrania, el presidente ruso acusó a sus antiguos rivales de la Guerra Fría de construir un enemigo sólo cuando Moscú "defiende sus intereses en el exterior".

"Apenas Rusia se pone de pie, se fortalece y declara su derecho a defender sus intereses en el exterior, inmediatamente cambia la actitud hacia el Estado y sus dirigentes", se quejó el jefe del Kremlin en una entrevista exclusiva con la agencia oficial de noticias Tass.

Putin no se limitó a la tensión actual y a la guerra diplomática de sanciones que enfrenta a Moscú y a Estados Unidos y Europa, sino que recordó el pasado reciente de esta estratégica relación, especialmente desde la caída de la Unión Soviética y el fin de la Guerra Fría.

"Apenas Rusia se pone de pie, se fortalece y declara su derecho a defender sus intereses en el exterior, inmediatamente cambia la actitud hacia el Estado y sus dirigentes"
"En la primera etapa todos reaccionaban bien. Lo que hiciera (Boris) Yeltsin era recibido con aplausos por Occidente, pero apenas alzó la voz en defensa de Yugoslavia se convirtió a los ojos de los occidentales en un alcohólico", sostuvo el mandatario ruso, quien destacó que el gusto de su antecesor por la bebida no era un secreto ni dentro ni fuera de Rusia.

"Pero cuando se llegó a la defensa de los intereses de Rusia en los Balcanes, de la que Yeltsin habló claro, él se convirtió prácticamente en un enemigo de Occidente", agregó, según reprodujo la agencia de noticias EFE.

El mandatario recordó también el cambio de postura de las potencias occidentales, especialmente de Estados Unidos, en relación a la guerra en Chechenia. Tras el 2001, Washington empezó a condenar a la insurgencia chechena como parte de la llamada guerra contra el terrorismo, declarada por George W. Bush.

"¿Y en Ucrania? -continuó Putin- Aviación, tanques, artillería pesada, lanzaderas de misiles. Más aún, bombas de racimo y, para no creer, cohetes balísticos. Y nadie habla de uso desproporcionado de la fuerza (por parte del Ejército ucraniano)".

Mientras Estados Unidos y Europa denuncian el presunto apoyo militar y financiero de Moscú a los separatistas ucranianos que controlan parte del este del país, el Kremlin acusa a Kiev de cometer crímenes de guerra contra los rebeldes y la población civil, y a sus socios occidentales de permitirlo.

Desde que comenzó el conflicto armado en el este de Ucrania, más de 4.300 personas han muertos y más de medio millón tuvo que dejar su casa y buscar refugio en otra parte del país, según la ONU.  fuente: telam.com.ar
Publicar un comentario