REYNAZUL.

jueves, 30 de octubre de 2014

TEMPORAL El río Luján sigue subiendo y hay más zonas anegadas y evacuados El río Luján aceleró esta mañana su crecida y se ubicaba en 5,19 metros, lo que provocó el anegamiento de nuevas zonas urbanas y más evacuaciones en el distrito homónimo bonaerense que se se encuentra desde ayer en "alerta roja", informaron bomberos voluntarios locales.

A las 9, la altura del río Luján alcanzó los 5,19 metros y “continúa subiendo”, dijo a Télam un vocero de los bomberos que trabajan en la asistencia de los vecinos, y agregó que “se están anegando nuevas zonas de la ciudad y si el agua sigue avanzando, hoy puede alcanzar la Basílica".

Asimismo, recordó que "hasta anoche había 200 personas evacuadas", pero advirtió que "se estima que una cifra mayor sea la de autoevacuados, gente que deja sus casas y va a parar a casas de familiares o vecinos".

"Esta mañana estamos teniendo muchos llamados de personas que se fueron a dormir anoche y hoy se encuentran atrapados con el agua dentro de su casa", relató.

Los centros de evacuados habilitados hasta el momento son el Polideportivo, Sociedad de Fomento Padre Varela, Sociedad de Fomento El Ceibo y Olivera.

Los sectores más afectados por el agua en la ciudad de Luján son los barrios Padre Carlos Varela, San Fermín, Las Loma, El Quinto y El Ceibo.

El acceso principal a la localidad ingresando por la ruta 7, bajada principal que desemboca en la avenida 9 de Julio y va a hacia la Basílica, estaba virtualmente bloqueado por el nivel de agua que superó el metro.

En la zona periférica del centro de la ciudad los vecinos se encontraban en las veredas, intercambiando información de cuánto subiría el cauce ya que a las 5 de la mañana ellos observaron una crecida que les acercó el agua a las puertas de sus casas.

Mercedes, una mujer que vive en esa zona, a cuatro cuadras de la Basílica, explicó a esta agencia que su casa todavía no estaba damnificada por la crecida, pero manifestó que esa vivienda tiene 100 años y está construida a 70 centímetros del piso, lo que "demuestra que las inundaciones son un problema histórico”.

La vecina explicó igualmente que este tipo de problema “ocurre cada vez más seguido en los últimos años por muchos factores, entre ellos, las construcción de barrios privados en la zona de los humedales y los desagües clandestinos que hacen algunos campos”.

Por su parte, el personal del Complejo Museográfico Enrique Udaondo tuvo que levantar ayer a la noche todas las piezas y los archivos y poner a resguardo todo su patrimonio histórico en los pisos superiores del edificio.

“Hasta las 10 de la mañana en la zona del Monumento a Belgrano el agua alcanzó los 40 centímetros, en el museo del transporte oscilaba entre los 10 y 25 centímetros, en la casa de Pepa Galarza hasta 10 centímetros y en la zona del museo histórico conformada por el Cabildo y la 'Casa del Virrey' solamente hay agua en la zona de los parques”, precisó el director de la institución, Andrés Mage. fuente: telam.com.ar
Publicar un comentario