REYNAZUL.

jueves, 30 de octubre de 2014

HACIA 2020 Argentina alcanzaría el autoabastecimiento energético hacia 2020 con el desarrollo de shale oil y shale gas El desarrollo de la industria del shale oil y shale gas en Argentina mediante la explotación de Vaca Muerta podría aportar entre 62.200 y 67.800 millones de dólares al crecimiento anual del Producto Interno Bruto (PBI), y Argentina podría lograr el autoabastecimiento energético hacia 2020, de acuerdo con un informe privado.

Según el estudio realizado por la consultora Accenture, esto se traduce en un crecimiento adicional anual del PBI de 0,5 por ciento, al tiempo que la actividad podría crear entre 19.900 y 21.700 puestos de trabajo promedio anuales hasta 2035.

“Según estimaciones hechas por Accenture, se calcula que alrededor de 65.000 millones de dólares podrían aportarse anualmente al PBI, proveniente de la industria del shale oil y gas, lo que tendría un importante impacto para los sectores económicos clave de la Argentina. La nueva riqueza aumentaría  el crecimiento del PBI del país en un 0,5% promedio por año y, en consecuencia, el bienestar de su gente”, comentó Pablo Pereira, director ejecutivo de industria de energía de Accenture.

Asimismo, hasta 2035 el Estado recaudaría 128 mil millones de dólares en Impuesto a las Ganancias, y tendría impacto a nivel provincial con el ingreso de 86 mil millones por regalías (calculadas al 12 por ciento) y 32 mil millones de dólares en concepto de ingresos brutos.

El informe “Reimaginando Argentina – Una mirada no convencional hacia el 2035” sostiene que hacia 2035 la industria del shale oil y shale gas podría representar 9 por ciento del Producto Interno Bruto, equivalente a lo que hoy es el sector agropecuario.

La actividad podría crear entre 19.900 y 21.700 puestos de trabajo promedio anuales hasta 2035
En ese sentido, Pereira señaló que “el desarrollo de Vaca Muerta no es marginal y las decisiones que se vayan tomando en torno de este proyecto son importantes para el desarrollo económico de Argentina”.

Asimismo, indicó que serán temas centrales el desarrollo de recursos humanos para que impacte en la generación de empleo a nivel local, y mejorar la logística e infraestructura asociados al desarrollo de esta industria.

Según Pereira, Vaca Muerta “tiene la capacidad de generar empleo y empleo calificado, y lo ideal sería fomentar la formación de profesionales en Argentina, para que el impacto sea local”.

Para el año 2035, y como resultado de una explotación sostenida y creciente, con un desarrollo exitoso del shale en el área de Vaca Muerta, Accenture proyecta que la producción de petróleo de Argentina habrá aumentado de aproximadamente 550.000 a más de 1,8 millones de barriles diarios (b/d),  y una producción de gas natural superior a 317 millones de metros cúbicos diarios (actualmente en 100 millones).

“La proyección realizada para la producción de petróleo es positiva y pronostica que la Argentina podría llegar a autoabastecerse entre los años 2020 y el 2025. Para el caso del gas natural, el autoabastecimiento también comenzaría a principios de la próxima década”.

Para Accenture, “se espera que el desarrollo de los recursos de shale de Argentina revierta la tendencia que convirtió al país en un importador neto, con miras a un autoabastecimiento de petróleo y gas”.

Asimismo, Vaca Muerta tiene mucho más gas “que lo que Argentina podría consumir”, por lo cual las exportaciones o industrialización del gas natural deberían ser el camino a seguir, siendo sus principales clientes los países vecinos que carecen de gas o experimentan escasez de energía.

De este modo, el informe considera que “el desarrollo de Vaca Muerta en Argentina constituye una oportunidad única para el país”, y agrega que “el tamaño y la calidad de la formación ya atrajo una importante cantidad de nuevas inversiones hacia el país y, en las próximas décadas, existirá un aumento importante de las mismas”.

El informe se realizó en función de las concesiones actuales, a partir de las cuales hizo un supuesto y un plan de desarrollo inicial, en el que evaluó que se alcanzaría una optimización de la producción del yacimiento en un plazo de 12 años.

Hacia 2035, la inversión requerida sería un acumulado de 368 mil millones de dólares en inversiones directas, y 72 mil millones en indirectas.

De este modo, en los próximos veinte años Vaca Muerta podría generar un equivalente a 50 años de consumo de gas natural y 46 años de consumo de petróleo, ó 2,7 veces el PBI de Argentina o ingresos equivalentes a 83 años de exportación de soja.

Los sectores asociados que más crecerían en torno del desarrollo del shale serían los servicios para minería (6,2 por ciento); transporte (2,8 por ciento); siderurgia (2,6 por ciento); transporte por ductos (2,4 por ciento); e infraestructuras y construcción (2,3 por ciento). fuente: telam.com.ar
Publicar un comentario