REYNAZUL.

miércoles, 17 de septiembre de 2014

San Juan. Insólito: un preso escapó de una comisaría gracias a un cepillo para inodoros. El detenido uso el mango del elemento de limpieza que dejó un policía encargado de las tareas de aseo para romper un candado y huir. Ocurró en San Juan.

Williams Walter Flores, detenido por robar zapatillas y joyas de una vivienda, se dio a la fuga de una cárcel del barrio Camus, Rivadavia, en San Juan luego de que un oficial dejara un cepillo para inodoros. Los compañeros con los que compartían celda eligieron quedarse.

Según las pesquisas, Flores usó el cabo de madera del cepillo para inodoros para romper un candado y huir sin que la policía lo detectara.

El hecho ocurrió en la tarde del lunes, cuando un oficial de la Seccional 13era de Rivadavia dejó sus tareas (limpiaba los baños), situación que aprovechó el detenido para tomar un cepillo y usarlo para escapar. Sus dos compañeros de celda se quedaron. 

La jueza en lo Correccional Silvina Rosso de Balanza investiga el episodio.  fuente. minutouno.com
Publicar un comentario