REYNAZUL.

martes, 2 de septiembre de 2014

NVERSIÓN DE 300 MILLONES DE DÓLARES En 2016 comenzará a funcionar la estación para observación espacial construida por una empresa china Autoridades de la compañía se lo confirmaron al ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, quien realiza junto al ministro de Economía, Axel Kicillof, una misión destinada a afianzar las inversiones de China en el área energética.

La estación para observación del espacio lejano que la compañía china CLTC (China Satelite Launch and Tracking Control Genera) está instalando en la provincia de Neuquén, con una inversión cercana a los 300 millones de dólares, estará en funcionamiento en 2016 y se espera que a fin de año comience la construcción de las antenas.

Autoridades de la compañía se lo confirmaron hoy al ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, quien realiza junto al ministro de Economía, Axel Kicillof, una misión destinada a afianzar las inversiones de China en el área energética y consolidar el apoyo de la propuesta que la Argentina presentará ante las Naciones Unidas, de crear un marco legal para la refinanciación de las deudas soberanas, entre otras cuestiones.

Ambos funcionarios destacaron el fuerte apoyo que recibió el proyecto durante la visita del presidente chino Xi Jinping al país, en julio pasado, y coincidieron en que su conclusión será un nuevo hito en la relación entre ambos países, consignó Planificación en un comunicado.

Destacaron asimismo la necesidad de profundizar la cooperación bilateral en materia espacial, en emprendimientos como este, que son de "ganar-ganar" para ambas partes.

La estación para la observación del espacio lejano tiene por objetivo realizar tareas de monitoreo, control y bajada de datos en el marco del programa chino de misiones para la exploración de la Luna y el espacio.

Se trata de la tercera estación de una red y la primera fuera de territorio chino, con una antena de 35 metros de diámetro e instalaciones asociadas a su observación, que la convierten en la más moderna de las tres.

La contraparte técnica de la Argentina (la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), que funciona en la órbita de Planificación) podrá acceder en al menos un 10% del tiempo disponible para el desarrollo de sus proyectos de investigación con tecnología de avanzada.

De Vido destacó que la Argentina, “que cuenta con gran experiencia, capacitación de recursos humanos y desarrollo propio en materia aeroespacial -como satélites de observación de la tierra, de telecomunicaciones y que está desarrollando su propio lanzador de satélites Tronador II- podrá también formar parte del reducido grupo de países que realizan exploración del universo”.

La empresa CLTC le informó al ministro que las obras civiles avanzan de acuerdo al cronograma previsto, mientras que el equipamiento comenzará a arribar en los próximos días. fuente: telam.com.ar
Publicar un comentario