REYNAZUL.

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Más de 800 “sin papeles” africanos se ahogaron en el Mediterráneo Recuento de víctimas en los últimos días.

Los cadáveres de cientos de personas que huyeron de la guerra y la pobreza afloran en las aguas del Mediterráneo, donde hubo más de 800 muertos y desaparecidos sólo en los últimos días.
El episodio más reciente ocurrió el domingo, cuando una embarcación con 250 inmigrantes africanos de distintas nacionalidades que buscaban llegar a las costas italianas se hundió cerca de Trípoli y solo 36 personas habían sido rescatadas con vida hasta el momento, informaron anoche las Fuerzas Navales libias.
El hundimiento, cerca de Tajoura, al este de la capital libia, se produjo el domingo tras una explosión, según informó el portavoz naval libio Ayub Qasem, quien agregó que un grupo de pescadores dieron la voz de alerta tras descubrir varias decenas de cadáveres flotando que fueron sacados del agua.
Entre los sobrevivientes hay tres mujeres, una de ellas embarazada, y 33 hombres. Los servicios de Guardacostas prosiguen las operaciones de búsqueda y de rescate del resto de los desaparecidos en el lugar del naufragio.
“Es una crisis humanitaria sin precedentes”, alertó ayer la oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur), que estimaba en 2.500 víctimas desde el inicio del año.
También trágico es el destino de más de 600 personas dadas por desaparecidas o muertas luego de una serie de naufragios frente a las costas egipcias o en proximidad de la maltesa desde el viernes pasado, según estimaciones que el propio Acnur no puede confirmar. Son cifras que a menudo son provistas por sobrevivientes –o sea, que deben ser tomadas con precaución–, pero que podrían ocultar una tragedia de dimensiones más amplias. Desde inicios de año, estima Acnur, “son 130.000 las personas que llegaron por mar a Europa, más del doble de los 60.000 registrados en 2013”.
La mayor parte de ellas tenían por destino Italia, que registró “118.000 llegadas, la mayoría socorridos en aguas italianas en el contexto de la operación naval Mare Nostrum”.
“El alcance de esta crisis impone a todos nosotros que nos despertemos”, dijo la actriz Angelina Jolie, enviada especial de la Agencia de Refugiados, en el curso de la visita al cuartel general del socorro naval de Malta. “Debemos darnos cuenta de que lo que impulsa a las personas a tomar la decisión de arriesgar la vida de sus hijos a bordo de naves inseguras y sobrecargadas es el deseo de encontrar protección”, concluyó la actriz. fuente: clarin.com
Publicar un comentario