REYNAZUL.

martes, 30 de septiembre de 2014

Continúan las multitudinarias protestas en Hong Kong en reclamo de apertura democrática Decenas de miles de personas protestaron nuevamente hoy por cuarto día consecutivo en las calles de Hong Kong en reclamo de apertura democrática, y en una profundización del conflicto, advirtieron que planean tomar sedes del gobierno, frente a lo cual China ratificó su apoyo a las autoridades regionales y calificó de "ilegales" a las manifestaciones.





Poco después del mediodía, los manifestantes comenzaron a ganar las calles nuevamente y mantuvieron una multitudinaria vigilia ante el aniversario de la fundación de la República Popular de China, de la que a medianoche (hora china) se cumplen 65 años.

Los manifestantes se congregaron en las zonas más concurridas de Hong Kong, incluyendo el Almirantazgo, el distrito de negocios central, el distrito comercial de Bahía Calzada y Mong Kok en Kowloon.

"Esperamos que todas las personas pueden mantener los tres puntos principales de ocupación: Almirantazgo, Bahía Calzada y Mong Kok. Llamaremos Plaza Democracia a estos lugares", dijo Chan Kin-man, co-fundador del movimiento de protesta Occupy Central.

La multitud, que teme el regreso de la policía, levantó barricadas para evitar que las fuerzas del orden los dispersen para poder seguir adelante con los preparativos para la celebración.

"Muchas personas poderosas del continente llegarán a Hong Kong. El gobierno no va a querer que vean esto, por lo que la policía tiene que hacer algo", consideró Sui-ying Cheng, una estudiante de 18 años.

Frente a esta situación, el gobierno chino ratificó hoy su apoyo a las autoridades regionales de Hong Kong. Bahía por medio con Hong Kong, en Macao -otra ex colonia y también ahora región administrativa especial- no hubo disturbios y, informó la agencia de noticias Xin Hua, se celebró una recepción oficial.

"Respaldamos plenamente al gobierno de Hong Kong mientras afronta esta situación de acuerdo a la ley", señaló Hua Chunying, vocera del Ministerio de Exteriores, citada por la agencia de noticias EFE.

Hua reiteró que Beijing considera las protestas como una "asamblea ilegal" que constituye un "sabotaje al estado de derecho y a la seguridad ciudadana".

La vocera volvió a advertir sobre una posible interferencia exterior en asuntos internos chinos e insistió en pedir "precaución" a otros países y evitar "incitar" actividades ilegales.

Por su parte, el gobernador de Hong Kong, Leugn Chun Ying, advirtió que China no va a retractarse ni se va a someter a las "amenazas ilegales" de algunas personas.

"En base a la ley vamos a poder tener un sufragio universal, 'una persona, un voto' ", dijo el gobernador de la ex colonia británica, señalado por los manifestantes como delfín de Beijing, informó la agencia de noticias Europa Press.

Miles de hongkoneses protestan desde el 22 de septiembre para pedir que de las próximas elecciones, en 2017, puedan participar todos los candidatos que así lo deseen, sin el filtro previo del Comité Electoral que pretende imponer Beijing.

Los manifestantes, en su mayoría estudiantes, exigen una democracia plena y solicitaron a Leung su renuncia, algo que el gobernador rechaza porque considera que conducirá a elegir a otro líder bajo el sistema establecido por Beijing, es decir, entre dos o tres candidatos escogidos por un comité afín.

Hong Kong integra China bajo una fórmula de "una nación, dos sistemas", que otorga a la ex colonia británica un grado de autonomía y libertad mayor al de la China continental.

Alex Chow, líder de la Federación de estudiantes de Hong Kong, dijo que las protestas atrajeron a hongkoneses de todos los sectores.

"Podemos ver a los gobiernos de Beijing y Hong Kong sentir la presión, por lo que el movimiento 'Occupy' tiene que seguir", dijo Chow al dirigirse a manifestantes en el Almirantazgo.

Algunas personas establecieron puestos de suministro de agua, comida, impermeables, toallas y carpas, entre otras cosas, evidenciando que planean permanecer por mucho tiempo.

También instalaron puestos de primeros auxilios en los que hay profesionales y estudiantes de medicina voluntarios.

"Esperamos que el pueblo de Hong Kong pueda resistir y ocupar los lugares donde ahora nos manifestamos al menos hasta el 1 de octubre (...) para dar muestra de nuestra dignidad y determinación en la lucha por la democracia", afirmó uno de los líderes del movimiento citado por el South China Morning Post.

Durante el fin de semana, la policía antidisturbios disparó gas pimienta y lacrimógeno contra los manifestantes, acrecentando los disturbios que, con el correr de las horas y el retiro de las fuerzas de seguridad, fueron amainando. fuente: telam.com.ar
Publicar un comentario