REYNAZUL.

sábado, 23 de agosto de 2014

Un chef murió mordido por una cobra que decapitó 20 minutos antes del ataque. El hombre estaba preparando uno de los platos más exóticos de la cocina china cuando de pronto la cabeza del animal se reanimó para dar un último bocado.

Un reconocido chef de la China murió esta semana víctima de la mordida de una cobra que acababa de decapitar. El experimentado cocinero creyó que era seguro manipular la cabeza del animal 20 minutos después de separarla de su cuerpo, pero recibió un pinchazo letal.

Peng Fan, de la localidad de Foshan, estaba preparando un plato exclusivo de la cocina indochina cuyo ingrediente principal es la carne de cobra cuando de pronto la cabeza del animal se cerró sobre su mano en lo que fue un acto reflejo producto del accionar mecánico de sus nervios, informó el sitio inglés Daily Mail.

El chef murió en el acto después de recibir el pinchazo de los colmillos de la cobra, que le escupió un veneno neurotóxico en la herida. El hombre se asfixió después de que la sustancia paralizara su sistema respiratorio.

La cabeza de la cobra, y para el caso el resto de su cuerpo, puede funcionar de manera independiente hasta una hora después de haber muerto, según explicó el experto Yang Hong Chang tras el trágico incidente. fuente: minutouno.com
Publicar un comentario