REYNAZUL.

miércoles, 20 de agosto de 2014

MEDIO ORIENTE Se intensifica la violencia entre Hamas e Israel en Gaza El brazo armado del grupo islamista palestino Hamas dio por terminadas conversaciones mediadas por Egipto sobre una tregua con Israel y amenazó con aumentar sus ataques con cohetes desde la Franja de Gaza, luego de que aviones israelíes bombardearan la casa de su jefe y mataran a dos de sus familiares.

Las Brigadas Ezzedin Al Qasam advirtieron que atacarán el aeropuerto de Tel Aviv en respuesta al intento israelí de matar a su líder, Mohamad al Deif, cuya casa en Gaza fue atacada en horas de la madrugada con un bombardeo que causó la muerte de su esposa y su hija, que fueron enterradas entre gran clamor popular.

La nueva jornada de violencia, con al menos 21 palestinos muertos y más de 120 heridos en ataques israelíes y decenas de cohetes lanzados desde Gaza a Israel, terminó de confirmar el derrumbe de las conversaciones en Egipto, un día después de la ruptura de una tregua de 24 horas y de la reanudación de las hostilidades.

En el ataque de la aviación israelí contra la vivienda Al Deif, en Ciudad de Gaza, fallecieron cuatro personas, entre ellas su segunda esposa y su hija de sólo siete meses, informaron las Brigadas Ezzedin Al Qasam.

Luego llegaron las conjeturas de la prensa sobre la muerte de Al Deif -que ya sobrevivió a otros cinco intentos israelíes de asesinato-, basándose en la existencia de un cadáver sin identificar entre los escombros del edificio de su casa.

Sin embargo, el portavoz del Ministerio de Salud en Gaza, Ashraf al Qedra, explicó poco después que junto a la esposa y la hija de Al Deif murieron otra mujer y una adolescente de 14 años.

Más tarde, Abu Obeida, portavoz de la milicia islamista, negó la muerte de Al Deif y reveló cual será la respuesta al ataque israelí.

En un comunicado, el portavoz palestino instó a las compañías ­aéreas a cancelar sus vuelos al aeropuerto internacional Ben Gurion a partir de mañana a las 6 (la medianoche en Argentina) y hasta que "el comandante Al Deif decida", informó la agencia de noticias EFE.

"Los planes israelíes han fracasado. El comandante Mohamad al Deif está vivo y dirigirá el Ejército palestino hasta la liberación de Jerusalén", subrayó Obeida.

El portavoz aprovechó su intervención para asegurar que el tiempo del diálogo se ha acabado y que por delante ya solo quedan días de lucha para lograr "los objetivos de la resistencia", entre ellos el fin del bloqueo al que Israel somete desde 2007, cuando Hamas tomó el control de la Franja de Gaza.

"Le hemos dado a los lí­deres políticos el tiempo suficiente para lograr un acuerdo, pero el enemigo ha desperdiciado una oportunidad de oro para lograr un acuerdo", afirmó.

"Instamos a la delegación palestina a abandonar El Cairo de forma inmediata, a retornar a casa y a olvidarse de regresar al diálogo ya que el enemigo ha desperdiciado la oportunidad", concluyó.

Al Deif llegó a la jefatura de la milicia de Hamas en 2002, tras el asesinato, a manos de Israel, de su predecesor, Saleh Shehade.

El gobierno israelí no confirmó ni desmintió de forma oficial que Al Deif fuera el objetivo de su ataque, pero algunos de sus ministros dejaron entrever que fue así.

En declaraciones a la radio militar de Israel, el ministro de Interior, Gideon Saar, afirmó que "Al Deif merece la muerte igual que (el ex lí­der y asesinado líder de la red Al Qaeda, Osama) Ben Laden".

"Es un objetivo legítimo", agregó Saar, un argumento al que poco después se sumó su par de Justicia y ex jefa del último y fracasado proceso de diálogo con los palestinos, Tzipi Livni.

"Intentar matar a una persona que está involucrada en terrorismo no es solo legitimo sino deseable a mis ojos. Durante todo este tiempo, he apoyado matar a los líderes terroristas", respondió al ser consultada al respecto por la prensa local.

El ataque a la casa del líder del Brigadas desató la furia de Hamas y parece haber anegado las pocas esperanzas que existían que las negociaciones que hasta ayer se desarrollaba en El Cairo, bajo mediación egipcia, pueda recuperarse a corto plazo.

Poco después de conocerse el bombardeo, el portavoz del movimiento islamista en Gaza, Fawzi Barhoum, menospreció las amenazas previas del canciller israelí, Avigdor Lieberman.

"Este tipo de declaraciones van a hundir a la población israelí en el infierno y los ocupantes deben prepararse para días difí­ciles y duros como nunca han visto antes", advirtió.

Durante una reunión con los diputados de su partido, Lieberman, uno de los líderes de la ultraderecha, criticó con dureza al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

"La polí­tica del gobierno de responder con calma a la calma es completamente errónea. Nosotros solo debemos hablar y negociar con Hamas cundo esté completamente rendido. Debemos buscar un rápido y total fin de Hamas", dijo Lieberman, citado en la web del diario Yediot Aharonot.

La reanudación de los ataques de ayer puso fin a 9 días de relativa calma, la pausa más larga de la lucha desde que Israel lanzó una ofensiva en Gaza el 8 de julio pasado.

El Ministerio de Salud palestino dijo hoy que, desde el comienzo de la ofensiva, ya murieron 2.029 palestinos en Gaza, la mayoría civiles, mientras que cerca de 425.000 personas fueron desplazadas en un territorio de 1,8 millones de habitantes.

En tanto, 67 israelíes murieron en el mismo periodo, tres de ellos civiles en las hostilidades más mortíferas entre Hamas e Israel desde que Tel Aviv se retiró unilateralmente de Gaza en 2005.

Israel exige el desarme de los grupos militantes del enclave, pero Hamas lo rechaza. fuente: telam.com.ar
Publicar un comentario