REYNAZUL.

viernes, 22 de agosto de 2014

Después de 60 años, concluyen que las dos vacunas existentes contra la poliomielitis son eficaces Científicos de la OMS concluyeron que la mejor forma de prevenir la polio consiste en la utilización de las dos vacunas en pugna, la de virus inactivado y la del virus vivo atenuado.

El estudio fue publicado hoy en la revista Science y estuvo encabezado por Hamid Jafari, de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que recordó la "disputa feroz" que hay desde la década de 1950 sobre el uso del virus inactivado de polio producido por Salk o el virus vivo atenuado de polio que ofrece Sabin.

"El debate continuó aún después que en 1988 se estableció la meta de la erradicación global de la poliomielitis para la cual se eligió la vacuna de virus atenuado", señaló Jafari.

El estudio se llevó a cabo con niños en India a quienes ya se les había administrado la vacuna con el virus vivo, y muestra que una sola dosis de la vacuna inactivada estimula la inmunidad de manera más eficaz que un "refuerzo" de la vacuna con el virus vivo, indicó un despacho de la agencia Efe.

La vacunación global con el virus vivo logró que el número de países donde la polio era endémica pasara de 125 en 1988 a 3 en 2013 y la incidencia disminuyó en un 99 por ciento, señalaron los investigadores.

En el caso de la Argentina el éxito fue aún más notorio ya que a partir la estrategia oficial de inmunización no se registra ningún episodio desde hace casi 30 años.

"La vacuna Sabin, que es gratuita y obligatoria, está incluida en el calendario nacional para prevenir esta enfermedad contagiosa que afecta al sistema nervioso central y puede generar parálisis en poco tiempo", afirmó el Ministerio de Salud de la Nación, que recordó que desde 1984 no se registra en el país ningún caso de poliomielitis.

En el mundo, en tanto, la transmisión del virus de polio tipo 2 se interrumpió globalmente recién en 1999 y el último caso de virus de polio tipo 3 se detectó en noviembre de 2012.

"Sin embargo en partes de tres países, Afganistán, Nigeria y Pakistán, se sigue informando de casos de virus de polio tipo 1 y la exportación de este virus causa brotes", señaló el estudio.

Jafari explicó que el virus vivo atenuado ofrece algunas ventajas como una inmunidad superior de las mucosas, la facilidad de la administración que no requiere una aguja e inyección y un precio más bajo, pero "la vacuna tiene sus limitaciones".

Entre ellas se cuentan que genera un nivel bajo de inmunidad en algunos países tropicales y una inmunidad intestinal incompleta que se desvanece rápidamente.

"Para interrumpir la transmisión del virus activo, el virus atenuado debe administrarse a una alta proporción de los niños", señaló el estudio.

El equipo investigador llevó a cabo una prueba clínica aleatoria en el norte de India en la cual casi mil niños recibieron una u otra de las vacunas. Después de cuatro semanas, a todos ellos se les dio una dosis adicional del virus vivo atenuado.

En los niños que habían recibido primero la dosis de virus inactivo, la cantidad de restos de virus en las heces generada por el virus activo atenuado disminuyeron entre un 39 y un 76 por ciento, indicó el artículo.

En cambio, en los niños que habían recibido ya una dosis del virus vivo atenuado la disminución "no fue significativa en el grupo de edad de los seis meses a los cinco años, aunque fue del 41 al 52 por ciento entre los niños de diez años de edad", agregó.

Esto significa que estos niños eran menos infecciosos para otros, un aspecto clave para detener la propagación del virus.
Asimismo, la inmunidad de la mucosa intestinal resultó fortalecida en el grupo que había recibido el virus inactivo y eso los dejó más protegidos contra la infección del virus de polio.

"Así, más de 25 años después que la Asamblea Mundial de la Salud aprobó una resolución para la erradicación de la poliomielitis la respuesta a la controversia sobre las vacunas es aparente: ambas deberían usarse", concluyó el artículo. fuente: telam.com.ar
Publicar un comentario