REYNAZUL.

lunes, 25 de agosto de 2014

Acusan a un forense de practicar necrofilia con un centenar de cadáveres. El médico Kenneth Douglas trabajó casi una década en una morgue de Estados Unidos. Durante el juicio, el hombre confesó que mantuvo relaciones sexuales con al menos cien cadáveres.

El médico forense, de 60 años, fue condenado por necrofilia tras declarar que habíamantenido relaciones sexuales con al menos cien cadáveres.

En el marco del juicio oral, el hombre confesó que había tenido sexo con un centenar de cadáveres. "Solo quería subirme encima de ellos y bajarme los pantalones", declaró este hombre a la revista Time.

Además, el médico admitió que la mayoría de las veces estaba bajo los efectos del alcohol y las drogas. A pesar de ellos, fue declarado culpable de "abuso flagrante" en los casos de tres jóvenes: Karen Range, que fue casi decapitada; Charlene Appling, que estaba embaraza de seis meses cuando murió estrangulada; y April Hicks, que murió tras caerse de una ventana de un tercer piso, según recoge Wcpo.
Lo cierto es que indignadas por lo ocurrido, las familias de las tres víctimas demandaron al condado de Ohio por permitir que esto sucediera en una de sus instalaciones.
Uno de los relatos más estremecedores fue el de la propia mujer del forense, quien llamó morgue para alertar de que su marido llegaba a casa con olor "a sexo y alcohol". A pesar de su advertencia, desde la morgue le explicaron que "pase lo que pase en la propiedad del condado es asunto del condado". fuente. minutouno.com
Publicar un comentario