REYNAZUL.

lunes, 7 de julio de 2014

VATICANO El Papa pidió perdón a las víctimas de los curas pedófilos Francisco lo hizo durante la homilía de la misa que presidió en su residencia en el Vaticano y a la que asistieron seis de esas víctimas. Reconoció que los líderes de la Iglesia "no han respondido adecuadamente a las denuncias de abuso".

"El papa Francisco pidió hoy "perdón" a las víctimas de los abusos sexuales por parte de miembros del clero, durante la homilía de la misa que presidió en su residencia en el Vaticano y a la que asistieron seis de esas víctimas.

"Humildemente pido perdón", dijo el papa Jorge Bergoglio, quien reconoció que los líderes de la Iglesia "no han respondido adecuadamente a las denuncias de abuso presentadas por familiares y por aquellos que fueron víctimas del abuso".

En los últimos diez años se investigaron 3.420 casos de sacerdotes acusados de abusar sexualmente de menores y, entre ellos, 884 fueron destituidos
"Desde hace tiempo siento en el corazón un profundo dolor, sufrimiento, tanto tiempo oculto, tanto tiempo disimulado con una complicidad que no tiene explicación. Hasta que alguien sintió que Jesús miraba, y otros lo mismo y se animaron a sostener esa mirada. Y esos pocos que comenzaron a llorar nos contagiaron la conciencia de este crimen y grave pecado", afirmó Francisco en el comienzo de su homilía.

"Esta es mi angustia y el dolor por el hecho de que algunos sacerdotes y obispos hayan violado la inocencia de menores y su propia vocación sacerdotal al abusar sexualmente de ellos. Es algo más que actos reprobables. Es como un culto sacrílego porque esos chicos y esas chicas le fueron confiados al carisma sacerdotal para llevarlos a Dios, y ellos los sacrificaron al ídolo de su concupiscencia", agregó.

"(Ellos) Profanan la imagen misma de Dios a cuya imagen hemos sido creados", dijo.

Se trata de actos "execrables de abuso perpetrados contra menores. Actos que han dejado cicatrices para toda la vida", según la alocución reproducida por la página oficial del Vaticano en la web.

"Esto lleva todavía a un sufrimiento adicional a quienes habían sido abusados y puso en peligro a otros menores que estaban en situación de riesgo", declaró el pontífice, quien admitió que "los pecados de abuso sexual contra menores por parte del clero tienen un efecto virulento en la fe y en la esperanza en Dios".

"Algunos se han aferrado a la fe mientras que en otros la traición y el abandono han erosionado su fe en Dios", añadió y subrayó: "Muchos de los que han sufrido esta experiencia han buscado paliativos por el camino de la adicción. Otros han experimentado trastornos en las relaciones con padres, cónyuges e hijos".

El papa Francisco, tras la misa se reunió en privado con las seis víctimas de abusos, tres hombres y tres mujeres procedentes de Alemania, Inglaterra e Irlanda.

Recibió personalmente a cada una de ellas en una serie de encuentros que duraron más de tres horas, desde las 9 hasta las 12.20 hora vaticana (4 a 9.20 hora argentina).

Se trató del primer encuentro del Pontífice con las víctimas de abusos del clero católico, anunciado ya por el mismo Papa
Francisco durante su viaje de retorno de Tierra Santa.

Según explicó después el Padre Federico Lombardi, director de la Oficina de prensa de la Santa Sede, las víctimas estuvieron acompañadas cada una de ellas por otra persona, familiares o amigos.

Lombardi recordó también que ayer se reunió la Pontificia Comisión de protección de menores, instituida por el Papa Bergoglio el pasado mes de marzo, que es coordinada por el arzobispo de Boston Sean O`Malley.

Sus miembros durante el encuentro resolvieron proponer al Papa "iniciativas para fomentar la responsabilidad de la iglesia" y para "proteger a los menores, mediante programas de preparación, educación, formación y respuesta ante los abusos".

El mismo arzobispo O`Malley fue quien organizó el encuentro de hoy entre el Papa y las seis víctimas de abuso.

El portavoz del Vaticano, durante su charla con la prensa, no descartó que se puedan producir en el futuro más encuentros de este tipo.

Los casos de pedofilia en el clero se hicieron públicos en un pasado reciente.

En los últimos diez años se investigaron 3.420 casos de sacerdotes acusados de abusar sexualmente de menores y, entre ellos, 884 fueron destituidos y apartados de la Iglesia.  fuente: telam.com.ar
Publicar un comentario