REYNAZUL.

lunes, 14 de julio de 2014

"Rizzoli" confirma su postura: "No fue penal" a Higuaín. Después de la polémica alrededor de la supuesta infracción de Manuel Neuer sobre el Pipita, el referí sostuvo su decisión aunque admitió que no hubo falta del delantero argentino.

Manuel Neuer, arquero acostumbrado a jugar de líbero en la ofensiva propuesta de Alemania, salió en una de sus numerosas intervenciones para desbaratar ataques rivales. Decidido, fue por la pelota pero se llevó por delante a  Gonzalo Higuaín con un rodillazo a la altura de su cabeza. La jugada, reclamada por todos los argentinos, parecía un claro penal.

Sin embargo, el tercer protagonista desestimó esa posibilidad. Nicola Rizzoli, el árbitro de la final de la Copa del Mundo, sostuvo su postura y aseveró que, aún viendo las imágenes por televisión, mantiene su decisión: "No fue penal. Neuer llegó primero a la pelota. Eso si, debo reconocerlo, no hubo falta de Higuaín".

Otra vez con el Pipita como protagonista, Rizzoli manifestó que uno de los momentos más complejos de la final fue cuando el anuló correctamente su gol: "Una final de la Copa del Mundo no es algo fácil, el momento más complicado psicológicamente fue al anular el gol de Higuaín, que creó inevitablemente un poco de tensión. Por suerte, en el ámbito internacional se conoce el nivel de los árbitros italianos, los jugadores confían en nosotros, se habla y se soluciona todo".

En tal sentido, y pese a las ampulosas manifestaciones de enojo de Higuaín, el árbitro expresó que después del partido tanto el Pipita como los jugadores y el cuerpo técnico lo felicitaron por su actuación. fuente: minutouno.com
Publicar un comentario