REYNAZUL.

martes, 17 de junio de 2014

Una chica de seis años no podía parar de reírse debido a un tumor cerebral. Familiares y allegados a la pequeña pensaban que sólo era caprichosa, que estaba endemoniada o que se portaba mal, hasta que los médicos encontraron el problema.

Una niña de apenas seis años pasó por una operación de vida o muerte en La Paz, Bolivia, donde los médicos le extrajeron un tumor del cerebro que le provocaba constantes ataques de risa. Antes de encontrar cuál era el problema, los especialistas que la revisaron creyeron que se trataba de un capricho.

"Creían que la chica era malcriada, caprichosa o que tenía problemas de conducta. Hasta pensaron que podría estar poseída", señaló el médico José Liders Burgos Zuleta, jefe del Advanced Medical Image Centre (AMIC) de Bolivia, informó el sitio CBS.

Pero la condición que padecía la pequeña era una forma de epilepsia conocida como ataques gelásticos, cuyo nombre deviene del vocablo griego "gelos", o risa. La niña sufría por sus carcajadas debido a un tumor benigno ubicado en el lóbulo temporal de su cerebro, tal como se pudo ver en una tomografía.

Tras la operación, los médicos del AMIC aseguraron que la pequeña se encuentra sana y ahora se ríe sólo cuando algo le provoca gracia: fuente:minutouno.com
Publicar un comentario