REYNAZUL.

domingo, 15 de junio de 2014

Sufrió, pero la Argentina debutó con el pie derecho y le ganó 2 a 1 a Bosnia en Río. En el primer partido del grupo F, el equipo de Sabella con gol de Kolasinac en contra y una genialidad de Lionel Messi. Sobre el final, el equipo balcánico descontó por intermedio de Ibesevic.

Lo que se vio en el primer tiempo ratificó aquellas presunciones respecto a que Bosnia no sería un rival sencillo ni mucho menos. Que como bien había dicho Mascherano no era solamente salir a la cancha y ganar con la presencia. Bosnia dibujó un esquema rígido de destrucción del juego argentino. No le importó quedar en desventaja a solo dos minutos del inicio. Jugó como si el partido estuviese empatado. Y además, de la mano de Pjanic y Besic, fueron empujando a fuerza de centros para buscar el desequilibrio que podía imponer Dzeko.
Argentina no tenía juego. Messi era marcado en zona por dos, tres y hasta cuatro bosnios. Di María se tiraba atrás para recibir, pero no encontraba los espacios. Agüero no lograba despegarse de los marcadores de camiseta azul. Y si bien en la defensa se las arreglaban para contener los intentos del conjunto europeo, el problema esencial radicaba en que no había generación de juego. Preocupante. Recién sobre el final del período un desequilibrio de Messi entre una amraña de piernas bosnias pareció encender una luz de ilusión. Tal vez por ahí se podía encontrar el camino.
Y cambió Sabella en el segundo tiempo. Adentro Higuain y Gago. Vuelta al esquema de 4-3-3 que mejor resultados le había dado a Argentina en los últimos partidos. Entonces sí. Messi tuvo más espacios, Higuain obligó al fondo bosnio y cambiio la dinámica del partido. Entonces sí, Messi fue el Messi que todos quieren y le pusó su rúbrica a una jugada espectacular. Argentina ganaba, controlaba el partido y se acercaba al tercero. Pero una distracción defensiva nos dejó al borde del infarto cuando Ibisevic metió el descuento. Pero fue triunfo, con susto, pero triunfo al fin. Con una muy buena imagen en el segundo tiempo que alimenta la esperanza. fuente:minutouno.com
Publicar un comentario