REYNAZUL.

lunes, 16 de junio de 2014

Nueva jornada negra en Irak: EE.UU. refuerza su embajada en Bagdad Ofensiva islamista. Los yihadistas tomaron otra ciudad. Y a su vez fueron bombardeados por la aviación iraquí. Washington evacúa parte de sus diplomáticos. Y busca negociar con Irán.

La guerra recrudece en Irak en una nueva jornada negra, en la que la aviación iraquí dejó un saldo de más de  200 islamistas muertos. A su vez, los radicales islámicos agrupados en el Ejercito Islámico de Irak y el Levante (EIIL) capturaron esta mañana la localidad norteña de Tal Afar, en un nuevo golpe al gobierno iraquí de liderazgo shiíta, tras una semana en la que ha perdido una amplia franja de territorio en el norte del país.
La conflictiva situación llevó a los Estados Unidos a reforzar la seguridad de su embajada en Bagdad, la mayor misión diplomática norteamericana del mundo, con 5.000 empleados. Si bien no especificó números, Washington decidió "mudar" parte del personal de la sede diplomática a ciudades más seguras en el sur de país, como el puerto de Basora.
EE.UU. debe decidir hoy qué pasos tomará para asistir al gobierno iraquí en el avance de los terroristas islámicos del EIIL. Y según la prensa norteamericana planea consultar al Teherán sobre el asunto.
El presidente estadounidense Barack Obama estudia diversas posibilidades para repeler el avance del EIIL y, aunque el viernes descartó que Estados Unidos vaya a volver a situar tropas sobre el terreno, se barajan otras medidas como los ataques aéreos.
En anticipación, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, ordenó el envío del portaaviones "George H.W. Bush" al Golfo Pérsico para dar al presidente una "flexibilidad adicional" en caso de que se requieran "opciones militares".
Estados Unidos explora la posibilidad de entablar negociaciones directas con Irán ante el deterioro de la situación iraquí, dos países que no mantienen relaciones diplomáticas desde los años 80.
El diálogo se podría producir esta misma semana, según adelantó The Wall Street Journal, en un intento para detener a la milicia sunnita que se ha hecho con el control de la ciudad de Mosul y una amplia zona occidental de Irak.
Funcionarios estadounidenses dijeron al diario que es vital para Washington discutir sobre la situación de Irak con Irán y otras potencias de la región para coordinar mejor una respuesta contra los yihadistas, que hoy tomaron Tal Afar, con una población de unas 200.000 personas, en su mayoría de etnia shiíta (mayoría en el país).
La composición étnica de Tal Afar, situada 420 kilómetros al noroeste de Bagdad, plantea el temor de que los milicianos sunnitas del EIIL cometan atrocidades a gran escala, como las que ya mostraron en imágenes este fin de semana alegando que habían matado 1.700 soldados iraquíes.
En tanto, la aviación iraquí bombareó a los islamistas mientras estos realizaban una suerte de desfile miliar en Faluja.
Un responsable militar de Faluja, entrevistado por la televisión oficial Iraquiya, explicó que unos 400 terroristas se escondieron en un edificio de cuatro plantas al ver a la aviación acercarse. El ejército bombardeó entonces ese inmueble con cohetes y ametralladoras, lo que causó la muerte de unos 270 extremistas y la destrucción de siete vehículos, según los datos proporcionados por las autoridades locales.
Finalmente, en un intento por evitar tener que pelear contra dos flancos, los rebeldes del EIIL ofrecieron una tregua a los combatientes kurdos, acaso las tropas mejor disciplinadas en el conflicto.
Los yihadistas habrían enviado un mensajero a la base militar kurda de Tus Churmatu, en el este de Irak para lanzar una oferta: "Si ustedes no nos atacan, tampoco les atacaremos nosotros".
(Fuente: Agencias) fuente: clarin.com
Publicar un comentario