REYNAZUL.

jueves, 12 de junio de 2014

Holanda le dio una dura despedida a Las Leonas Mundial de hockey sobre césped El poderoso equipo local no tuvo contemplaciones y goleó 4-0 a la Argentina, que jugará el sábado por el tercer puesto contra Estados Unidos. Aymar jugó pese a estar lesionada.

Esta vez no se dio. El seleccionado argentino femenino de hockey sobre césped cayó ante Holanda por 4 a 0 en una de las semifinales del Mundial de La Haya y, así, se quedó sin la posibilidad de jugar su segunda final mundialista seguida, tras la jugada en Rosario 2010, donde se quedó con el título. De esta manera, la Selección nacional enfrentará por el tercer puesto a Estados Unidos, que cayó ante Australia en los penales australianos.
En los primeros instantes, Holanda impuso su dinámica habitual y acorraló a Las Leonas en su campo de juego. Las conducidas por Carlos Retegui arrancaron imprecisas y desconectadas en el mediocampo. El equipo de camiseta naranja, impulsado por su público, dispuso de una sola situación de peligro en ataque, pero Belén Succi respondió con solidez. Recién a los 8 minutos iniciales, Luciana Aymar provocó una llamada de atención en la defensa holandesa, pero todo quedó en la nada. Dos minutos más tarde, el seleccionado local se aprovechó de la endeble defensa argentina y Xan de Waard conectó un fuerte disparo de revés para anotar el 1-0 parcial.
Aymar, que arrancó con un vendaje en pierna derecha (por la distensión de grado 1 en su aductor), salió a los 13 minutos, aunque volvió a ingresar. A los 15, Holanda dispuso de su primer córner corto. La capitana Maartje Paumen impactó, pero Belén Succi atajó el disparo. La bocha dio en un pie argentino y las dirigidas por el argentino Max Caldas volvieron a tener otro corto a favor. Paumen recibió y la bocha fue adentro del arco. El 2-0 parcial golpeó a Las Leonas, que no conseguían despertar.
Holanda se mantuvo concentrado y con el control de las acciones. Carla Rebecchi, a los 20, y Delfina Merino, a los 21, no concretaron las primeras dos oportunidades en ataque, algo que aprovechó el último campeón olímpico, ya que Kim Lammers puso el 3-0 para demoler todas las esperanzas argentinas. El conjunto albiceleste nunca logró imponer su juego y, una vez, estuvo muy lejos de su mejor nivel.
A los 24 Rebecchi, desvió un disparo rasante, pero Joyce Sombroek contuvo de gran forma. De todas maneras, Holanda siguió en búsqueda de más y estuvo más cerca del cuarto, que Argentina del primero. El resultado (el mismo con el que el seleccionado se fue al descanso en la semifinal contra Holanda en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008) estuvo acorde a con lo que sucedió dentro del estadio Kyocera.
En el complemento, el equipo albiceleste entró a la cancha con otra actitud. Dispuso de dos córners cortos, pero ninguno se concretó. Las locales salieron a toda velocidad y volvieron a quedar cerca del cuarto, pero la bocha se fue muy cerca de uno de los palos. A un minuto del final, Lammers anotó su segundo tanto para decretar una goleada histórica. Las Leonas jamás reaccionaron y los errores (principalmente en defensa) continuaron. Así, las esperanzas por alcanzar una nueva final quedaron derretidas. El seleccionado argentino se despedirá el sábado cuando luchará por el tercer puesto ante las estadounidenses. fuente:clarin .com  por Por Iván Pelisch 
ipelisch@clarin.com
Publicar un comentario