REYNAZUL.

miércoles, 11 de junio de 2014

Argentina y Brasil prorrogaron el acuerdo automotriz por un año. Es para el sector automotriz. Se fijo un nuevo techo para el volumen de importaciones provenientes de la industria brasilera.

Los gobiernos de Argentina y Brasil acordaron hoy prorrogar el régimen existente para el sector automotriz, desde el 1 de junio pasado hasta el 30 de junio de 2015, con un flex de comercio de 1,5 dólar. Es decir, por cada millón de dólares que Argentina exporta al Brasil, los brasileños podrán vender a nuestros país productos por 1,5 millón de dólares.

El acuerdo fue alcanzado durante una reunión que mantuvieron en el Palacio de Hacienda, el ministro de Economía, Axel Kicillof, la ministra de Industria, Débora Giorgi; y el titular de la cartera industrial de Brasil, Mauro Borges, en un encuentro que contó también con la presencia del canciller Héctor Timerman.

Al anunciar el nuevo acuerdo, Kicillof indicó que la prórroga al régimen existente para la industria automotriz "da certidumbre y señales claras sobre lo que significa el sector para las políticas públicas" y consideró que "se abre a partir de hoy una nueva etapa de profundización en la relación bilateral con Brasil".

"La extensión da certidumbre y señales claras sobre qué significa el sector para las políticas públicas y se abre una nueva etapa de profundización en la relación bilateral de la industria automotriz con Brasil", consideró en conferencia de prensa.

El funcionario agregó que se busca que "el proceso de integración avance en cuanto al contenido tecnológico y a la participación de productores nacionales" y estimó que la medida significará "una palanca para que el sector pueda seguir creciendo como en los últimos años".

Borges destacó, por su parte, la importancia de los acuerdos automotores entre los gobiernos y los sectores privados de Argentina y Brasil, que "favorecerán el comercio de los dos países y, por lo tanto, la integración".Y advirtió que "nuestro gran objetivo es consolidar una cadena productiva a escala regional".

En ese sentido Giorgi detalló que en 2013 "Brasil y la Argentina importaron entre autopartes y vehìculos 33.700 millones de dólares, ambos países tenemos con el mundo un fuerte déficit" razón por la cual, explicó, el objetivo es avanzar hacia una integración detectando las potencialidades en ambos países de modo de poder susituir esas importaciones que hoy se adquieren en terceros países.
En el marco de este pacto, los países se comprometieron a iniciar negociaciones, que serán realizadas entre julio de 2014 y marzo de 2015, para elaborar un nuevo acuerdo, a ser aplicado a partir de 1° de julio de 2015.
Las negociaciones incluirán, entre otras propuestas, la modificación de la regla de origen tendiente a incrementar el contenido regional y de autopartes; la construcción de una política industrial común para autopartes, al amparo del Acuerdo, que considere larevisión de la estructura arancelaria y de los diversos mecanismos que perforen los aranceles.

También contempla la relación entre terminales y fabricantes de autopartes con el objeto de diseñar las bases para una relación sustentable y equilibrada entre terminales, sistemistas y  autopartistas y la definición sobre las políticas nacionales de apoyo al sector automotor, entre otras cuestiones de relevancia.

El Comité Automotor trabajará, además, en las negociaciones comerciales con terceros países y/o bloques de países y en las directrices para un régimen automotor del Mercosur.

Los sectores privados de ambos países vinculados a la industria automotriz, por su parte, se comprometieron a desarrollar trabajos conjuntos con la cooperación de los respectivos gobiernos, con vistas a alcanzar, tanto en Argentina como en Brasil, las siguientes metas:

- Mantener la participación mutua mínima, en los respectivos mercados de vehículos, que es el 11 % de vehículos argentinos en el mercado brasileño y del 44,3% de unidades brasileños en el mercado argentino. En ambos casos, el mercado será calculado sobre la base del patentamiento que también será utilizado como base para el monitoreo mensual.

- Procurar el aumento de la oferta competitiva de autopartes en la región para obtener una mayor participación relativa y mutua de esas autopartes regionales en la producción automotriz de los dos países. Para esto, en un plazo máximo de 120 días, se identificarán autopartes importadas (especialmente las no producidas en la región) y las potencialidades de producción competitiva en la región. Se impulsarán inversiones productivas en ese sentido y se realizarán rondas de negocios entre empresas de ambos países para explorar las potencialidades de la industria de autopartes. ver nota completa en su fuente:minutouno.com
Publicar un comentario