REYNAZUL.

miércoles, 28 de mayo de 2014

Robo en Misiones: murió la nena quemada y comprueban torturas Antes de irse, los asaltantes incendiaron la casa Ya habían fallecido sus papás y el hermano sigue internado en terapia intensiva. Para que les digan dónde estaba la plata, los ladrones les quebraron las piernas y los dedos de la mano.

El brutal robo en Panambí, Misiones, sigue sumando víctimas fatales. Bianca Knach, una nena de 12 años, no soportó las graves quemaduras que sufrió el domingo luego de que cuatro ladrones encerraran a ella y su familia en una habitación y prendieran fuego la casa. Falleció anoche en el Hospital de Pediatría de Posadas, donde estaba internada en terapia intensiva junto a su hermano, un joven de 25 años que hasta ahora es único sobreviviente: sus padres murieron horas después del incendio. 
Hoy, el caso sigue sumando datos escalofriantes. Según se deduce de las heridas que mostraban los cuerpos de las víctimas, los cuatro encapuchados que ingresaron a la casa del empresario maderero Carlos Knach torturaron a los cuatro integrantes de la familia para que les dijeran dónde estaba la plata, ya que horas antes del robo Cristian, el hijo mayor del matrimonio, había regresado de hacer un importante cobro en Corrientes. A Bianca le habían fracturado las piernas y a los otros le destrozaron los dedos de las manos. 
Luego de golpear y lastimar a las víctimas, los ladrones maniataron con alambres y ropas a los cuatro y los encerraron en una habitación. Luego los colocaron sobre la parrilla de una cama, les pusieron un colchón encima, rociaron nafta y desataron el incendio. Al huir la banda, los dueños de casa pudieron escapar para pedir ayuda, pero sufrieron graves quemaduras que comprometieron las vías respiratorias. Carlos “Nano” Knach, de 19 años, fue el único integrante de la familia que no protagonizó la pesadilla, ya que había salido de la casa para llevar a su novia hasta una localidad vecina. 
Ayer la Policía realizó varios allanamientos en los que secuestró una importante cantidad de armas y un automóvil. Hay tres personas detenidas, dos hombres y una mujer, pero todavía no los pudo vincular con el robo. El ex empleado de la familia que había sido demorado fue liberado por falta de pruebas, mientras que siguen buscando a un prófugo que sería el dueño del taller de chapa y pintura en el que se encontraron las armas.  fuente:clarin.com
Publicar un comentario