REYNAZUL.

miércoles, 28 de mayo de 2014

Google anuncia un auto sin conductor que no tiene ni volante ni pedales.

Google ya no es nuevo en la industria automotriz. Supimos de sus autos que se manejan solos y de los que prepara para que funcionen con paneles solares.  Pero esta vez, el gigante de Internet subió un escalón más en el ascenso hacia la creación del llamado “auto del futuro”: anunció un auto chico, para dos personas y sin volante ni pedales.
En una primera fase se construirán unos 100 autos de prueba. Inicialmente tendrán volante y pedales, pero más adelante se fabricarán en California sin esos elementos tradicionales, porque el coche se conduce solo.
“Faltan algunos años para que estos autos totalmente autónomos se vendan al público”, señaló el director de proyecto, Chris Urmson. El prototipo actual es una mezcla entre un Smart y un autito de juguete, así que habrá que mejorarlo para que sea más resistente y duradero.
Google lleva años trabajando en la tecnología de los coches autónomos, pero sus sistemas habían sido instalados hasta ahora siempre en autos de fabricantes ya establecidos en el mercado, como Toyota.
Los primeros rumores acerca de que Google iba a construir un coche propio surgieron el año pasado y al principio fueron tomados con escepticismo. Sin embargo, al parecer la compañía reclutó varios socios para llevar adelante la idea.
El periodista del New York Times, John Markoff, que se subió la semana pasada a uno de estos prototipos, dice que el auto deja mucho espacio para las piernas. El parabrisas es de plástico y una gran pantalla en la cabina muestra la hora, la temperatura del aire y la hora estimada de llegada a destino. Para arrancar se aprieta un botón.
Los primeros prototipos no eran muy confortables, reconoció Urmson. La velocidad máxima está limitada a 40 kilómetros por hora.
Con el coche autónomo, Google aspira a ser pionero en el mundo del transporte del futuro. El cofundador de la empresa Sergey Brin señaló al New York Times que no cree que la gente vaya a querer comprar estos vehículos para su uso diario, sino que los ve más bien “en su mayoría como un servicio que esté a disposición” del público.
Y Google tiene la tecnología para llevarlo a cabo. “Es muy probable que tengamos muchos socios: podrían ser fabricantes de coches, proveedores, empresas de servicios, ciudades o países”, aseguró Brin.
Fuente: DPA. fuente:clarin.com
Publicar un comentario